------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

jueves, 31 de octubre de 2019

Se acaba octubre

Se termina el mes de octubre y con él los entrenamientos en carretera. De lo dieciséis que comenzaron (todos pichones de junio-julio) siete han superado la prueba y han volado en un mes: 14 Kms, 14 Kms, 42 Kms, 72 Kms, 105 Kms y 190 Kms... lo que no está nada mal para unos "bebés" de tres-cuatro meses. Probablemente que con este tipo de entrenamientos se pierden animales que podrían haber sido buenos viajeros en el futuro, eso nunca lo sabremos, pero lo que sí les puedo garantizar al 100% es que con los que han superado este "marathon" se puede ir a cualquier parte con los ojos cerrados.

Ahora toca descansar y relajarse hasta el próximo enero y para ello nada mejor que una dieta "depurativa" a base de cebada+cebada+cebada... je,je,je,je... mano de santo.


Para los que siguen si creer en la cebada como alimento clave de nuestras palomas durante la época de reposo les comparto la siguiente comparativa:


En ella se compara el aporte nutricional de una mezcla básica de Versele Laga (del tipo 4 estaciones) con el de una dieta 100% cebada. Como pueden ver la cebada, segunda línea de cuadro anterior, aporta menos grasas y proteínas que la comida de Versele, aunque tampoco hay una diferencia drástica entre ambas, en contra de lo que se podría pensar a primera vista, lo cual es perfecto para el periodo de reposo ya que nos permite mantener a las palomas en el peso adecuado y no sobrecargarlas de nutrientes de digestión complicada como son las proteínas y las grasas. En cuanto a los hidratos de carbono la cebada está incluso por encima de la mezcla de Versele en cuanto a porcentaje pero, como pueden comprobar en el apartado de "aporte energético total", la dieta de cebada aporta un menor número de calorías totales. Por último destacar un dato que a veces no se analiza pero que en mi opinión es clave cuando hablamos de dietas depurativas y de reposo... el porcentaje de fibra bruta. La cebada contiene un 5,1% mientras que la mezcla comercial no llega al 4%. Una vez hecho el análisis nutricional tampoco conviene olvidarse de "análisis económico" pues como media por cada saco de comida "de marca" que compramos podríamos pagar entre dos y tres sacos de cebada, dependiendo de la zona.

lunes, 7 de octubre de 2019

Dicen los teóricos...

Dicen los teóricos de la colombofilia que antes de sacar a los pichones pequeños a la carretera debemos asegurarnos de que en casa vuelan correctamente en bando y con energía. Yo, viendo las fotos de cómo vuelan ya los míos, diría que hasta mucho he tardado en ponerlos en marcha...






En tensión...

Viendo con me miran y su aspecto "tenso", cualquier diría que se han dado cuenta de lo que les espera mañana... je,je,je,je... vuelta a la carretera ;)


Aislamiento

Por si todavía queda alguno que duda de la importancia de tener un palomar bien aislado, sobre todo en aquellos sitios donde la climatología es más "agresiva", les pongo a continuación una foto tomada ayer mismo en el mío:


El marcador interior del palomar indica una temperatura de 28º con una humedad relativa del aire del 33%, algo más o menos llevadero tanto para las palomas como para los humanos. Por el contrario, el marcador de fuera del palomar (a la misma hora (13:24) y estando a la sombra) marca 37º y una humedad de sólo el 22%... ya saben lo que les comentaba por ahí abajo al respecto de cuando la temperatura pasa de 30º y la humedad baja del 30%, por suerte ayer no soplaba el viento. Creo que el dato es demoledor y las conclusiones más que evidentes... nueve grados de temperatura entre el interior y el exterior del palomar... casi nada.

Otra cosa a la que habría que dedicarle un pequeño análisis es a que, estando ya en octubre, las temperaturas aún sigan picando por encima de 30º en el centro de la Península... pero eso ya lo dejamos para otro día... je,je,je,je. 

jueves, 3 de octubre de 2019

De vuelta a la carretera

Tras la pausa larga del verano, vuelvo a apretarle un poco al equipo de vuelo... en parte también porque este año se me ha "ido la mano" con la cría y en estos momentos tengo en casa unos setenta pichones que habrá que "cribar". Inicialmente la idea era volarlos con la Federación de Madrid, pero ningún club de nuestra región se ha animado a participar en esta competición, incluso cuando en algunos casos la asamblea general social de uno de ellos había decidido por  mayoría abrumadora que el club participaría en estas sueltas, pero ya saben... el que manda... manda... y los socios a pagar y a callar. Es lo que se conoce por "democracia militar"... en la que los generales dejan votar a los soldados, pero luego hacen lo que les sale de las pelotas.

La idea es empezar dando una suelta corta de sólo 14 kms. (de entrada daría un poco más, pero tengo el problema de que si me alejo más del palomar sobrevolando la línea de vuelo para llegar, por ejemplo, a unos 30 kms. el punto de suelta me caería casi en la Puerta del Sol... y no es plan... je,je,je,je) y acabar a finales de octubre, porque aquí en noviembre el invierno ya se deja notar y el frío no creo que sea bueno para sacar a los pichones a la carretera, soltando a los "supervivientes" desde  Miajadas (265 Kms.). Pienso que son distancias razonables teniendo en cuenta el tipo de línea de vuelo que tenemos en Madrid, que tampoco es especialmente exigente.

Los pichones que van a la carretera no son de la primera tanda, porque a esos la muda los pilla en estos momentos en las últimas remeras. Son más bien pichones "pequeñines", de los últimos que saqué, que a día de hoy deben haber tirado sólo cuatro o cinco plumas, como mucho. Ya les contaré cómo va la cosa... primer entreno el próximo martes.