------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

sábado, 29 de junio de 2019

30x30x30

Entre los bomberos hay una norma que es conocida como la del "30x30x30", la cual hace referencia a esos días donde se juntan al mismo tiempo... treinta grados de temperatura, menos del 30% de humedad y vientos de más de 30 kms./h. Cuando se dan estas circunstancias todos ellos saben que las guardias serán muy, pero que muy, "tensas", porque el riesgo de incendio se dispara de forma exponencial. Casi siempre este tipo de condiciones van unidas a una declaración oficial de alerta y normalmente también se suelen suspender todas las actividades que se realizan al aire libre, especialmente si hablamos de eventos deportivos... salvo, por lo que hemos visto hoy, cuando se trata de colombofilia, quizás porque las que lo tienen que sufrir son las palomas y no nosotros. Llevo ya bastantes años en esto y he visto mil veces repetida esta película... campaña tras campaña "caemos" en la misma trampa... la de pensar que tenemos unos animales "tan fuertes" y "tan cojonudos" que seguro que serán capaces de llegar a casa a pesar de que caiga fuego del cielo y no haya un mísero charco para beber en 500 Kms. a la redonda. Luego regresará un tres por cierto de lo enviado y escucharemos a los iluminados de turno repetir la cantinela de siempre... "si esas llegaron las otras también podían haberlo hecho". Esta forma de pensar ya de por sí es lo peor que puede haber en colombofilia porque junta en una misma persona al ignorante y al temerario, lo que supone un cóctel mortal... pero es que para colmo, ahora que tenemos a nuestro alcance lo que nos cuentan los GPSs, nos estamos dando cuenta que estas que llegan mañana o pasado normalmente no son las "mejores", no son las que han volado con más tesón hacia casa... sino justamente lo contrario, son las que se han parado a los 100 Kms. de empezar a volar y luego han echado una siestita de un par de horas antes de volar otros 100 Kms. y así hasta llegar a su palomar cuando buenamente se pueda. Las otras, las palomas de carreras... las que nos dan alegrías cada semana cuando las vemos llegar en cabeza, probablemente andarán "derretidas" por el camino tras haberlo dado todo intentando cubrir lo antes posible la distancia que las separaba de su palomar.

Esta reflexión de todo a 100 que acabo de compartir con ustedes viene al caso porque hoy se ha llevado a cabo la suelta "internacional" (que risa me da cuando veo a la RFCE y a sus costaleros usar este término para referirse a esta prueba) de Melilla. Si al principio les decía que los bomberos temen al 30x30x30 no les digo nada de qué podrán pensar de algo así:


Casi las ocho y media de la noche y en Madrid teníamos 41ºC a la sombra y un 20% de humedad. Si eso era al final de la tarde ya se pueden imaginar lo que se "despachaba" aquí a las tres... y pueden dar por hecho que por el camino, desde Melilla a Madrid, la cosa no debió ser muy diferente. Los resultados hablan por si solos... desde el muelle de Melilla a mi palomar hay unos 600 Kms.... y al final del día no hay ninguna paloma en todo Madrid, pero es que tampoco hay palomas en Extremadura, ni palomas en Castilla la Mancha y solo unas pocas en Andalucía y en el sur de Portugal. Las palomas cantadas "más al norte" están en Murcia, lo que suponen unos 310 Kms desde Melilla. Eso es todo lo que nuestras palomas han podido volar en un día... 310 kms... manda huevos.... y dejar claro que tampoco es que a Murcia hayan llegado 400 palomas... porque sólo hay una comprobada y cerca de las nueve de la noche. Visto lo visto... o somos tontos o somos masoquistas... o ambas cosas al mismo tiempo. Esperemos que el año que viene no tenga que volver a escribir otro panegírico a nuestras palomas y que sea porque hayamos aprendido de nuestros errores. Lo que es seguro es que si el tiempo pinta como hoy las mías se volverán a quedar en casa como este año ;)

Antes de acabar no puedo dejar de darle las gracias a las autoridades de Marruecos por no haber dejado entrar nuestras palomas en su país cuando las mismas iban ayer rumbo a Casablanca... ¿se imaginan lo que podían haber sido ese infierno para nuestros animales?. Esas al menos se han ahorrado la tortura y ya están tranquilas y relajadas en sus palomares.