------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

sábado, 14 de octubre de 2017

Quien la sigue la consigue

Recuerdo que hace un par de años intenté comprar en la final del Derby de Ultzama una hembrita azul que había quedado clasificada en octavo puesto de la final  y 2º As paloma, pero se me cruzó en el camino alguien con una cartera "mucho más potente" que la mía y tuve que dejarla volar hacia otro palomar que no era el mío... bueno, ni era la primera ni será la última. La dejé pasar pero no me olvidé de ella... porque miren lo bonita que es:


Hasta que hace cosa de un mes, revisando la final de otro derby nacional, me encuentro con un pedigree de esos "rácanos" donde sólo te ponen el número de anilla del padre y de la madre del pichón (no sé muy bien por qué hacen este tipo de pedigrees, pues realmente valen para poca cosa), pero no contaban con que a mí se me había quedado grabado el número a fuego... je,je,je,je,je. Para los demás pujadores era sólo una pichona roja sin casi pedigree, pero para mí era una hija de la hembra que años antes se me había escapado por "fuerza mayor"... así que me la llevé para casa por unos módicos 30 euros, sin que nadie más pujara por ella... je,je,je,je... el que la sigue la consigue, al menos en este caso. Esta es la roja en cuestión:


Yo no soy nada de rojos pero tengo que reconocer que esta hembra es una de las mejores palomas que he tenido en las manos... lo digo en el sentido de que cae perfectamente en la mano y da una sensación de paloma buena y bien equilibrada "que asusta". Ahora habrá que esperar a ver cómo se porta en la reproducción y si confirma las buenas sensaciones que transmite.

Prestidigitadores

Dice la RAE que un prestidigitador es aquel que hace juegos de manos y otros trucos. En nuestra afición, que tenemos de todo, no podían faltar tampoco los prestidigitadores y algunos de ellos realmente buenos. Les pongo un ejemplo... internacional, para no herir sensibilidades entre mis vecinos y paisanos... je,je,je,je.

Uno siempre anda buscando buenas palomas... ya sea para "consumo propio"... o ya sea para cubrir las peticiones que me llegan por medio de la sección de ventas de este blog. En ello andaba estaba esta mañana cuando accedí a la web del últimamente "muy nombrado" Jan Hooymans, criador básicamente de palomas procedentes de la línea de Gaby Vandenabeele y que ha obtenido gran parte de su renombre en base a un super macho conocido como "Harry". Aquí les dejo una foto del citado ejemplar:


Hasta aquí todo perfecto... buenas palomas, buenos pedigrees, bonita presencia y funcionando en muchísimos palomares de todo el mundo... Los ves y te dan ganas de comprar algo, ya que aún no vende demasiado caro y podría ser una línea interesante para trabajar con ella. Cuando ya terminaba de "repasar" la web vi un apartado de "Últimas noticias" y entré por ver si tenía colgados algunos de sus últimos resultados. Quería saber si el tipo es de los que viven de campeonatos ganados hace diez años o si sigue dando guerra en el día a día... y es justo aquí donde el colega se "marca" un truco de los mejores que he visto en el mundo de los "palomeros prestidigitadores". El título de la última noticia colgada dice así (copio en inglés y traduzco a continuación):


 4-5-6-7-8-9 desde Roye (competición a nivel de club) para cerrar la temporada 2017. Un hijo del "New Harry" llega en cabeza!!!

Lees ese titular y se te hace la boca agua... joooer este tipo es la bomba... seis palomas juntas en cabeza y para colmo una de ellas es de la línea del "Harry"... yo quiero de eso... je,je,je,je,je. Lo bueno viene cuando buscas la clasificación del club de este señor para dicha suelta y observas algunos detalles "curiosos" como pueden ser los siguientes:
  • Sólo encestan cinco colombófilos.
  • De las 311 palomas encestadas Hooymans encesta la nada desdeñable cifra de 242 palomas (78% del total de las encestadas), premiando "solamente" 58 de ellas en el 30%. Es decir premian sólo el 24% de sus palomas encestadas.
No me podrán negar que esto es un truco digno de cualquier circo de tres pistas o más... je,je,je,je,je,je. El tipo no miente ni un ápice... pero "se le olvida" comentar que se ha dejado 184 palomas sin clasificar y que él solo encesta casi el 80% de las palomas que van al concurso.

Como nota curiosa en esa suelta hay un colombófilo que encestando sólo siete palomas clasifica tres en el 30%.... a ese es al que tendré que investigar la próxima vez ;)

Algo para leer

Raramente suelo leer libros de colombofilia, no por nada en concreto, sino porque yo soy de los que creen que las "claves" de nuestra afición no se encuentren entre las líneas de ningún escrito, sino en nuestras azoteas, delante de los palomares, viendo todo lo que allí sucede. A pesar de ello hoy me voy a permitir sugerirles una "lectura colombófila" la cuál me ha agradado sobremanera. Es un libro "colombófilo", pero no de los clásicos. Este libro no va de ganar concursos, ni de criar pichones o de motivar a nuestras palomas. Es un libro infantil que busca transmitir a los niños las bases de nuestra afición y el amor por la misma. La autora (Anna Vila - Igualada 1949) es nieta de colombófilo y con esta publicación ha querido homenajear a su abuelo Eusebi, pero no lo ha hecho de cualquier manera. El libro tiene un "rigor colombófilo" impresionante. Es, lógicamente, una aventura infantil pero la misma trata la colombofilia de una forma primorosa. Habla de la cría, del entrenamiento, de la competición de nuestras palomas dando datos reales y exactos sobre lo qué es colombofilia y lo que la misma supone para sus practicantes. Todo ello usando un lenguaje sencillo y claro, adaptado a los niños a los que va dirigido (10 años aprox.), y mezclándolo con una serie de aventuras paralelas que lo hacen muy ameno. Por si alguno tiene interés en hacerse con él... ya sea porque tiene un hijo o un nieto al que quiere intentar llevar por "el camino del vicio" o simplemente porque quiere pasar un buen rato (yo me he leído sus 158 páginas en una sola mañana)... estos son los datos del libro:

  • Título: Alberto y las palomas mensajeras
  • Autor: Anna Vila
  • Editorial: Anaya
  • Colección: Sopa de Libros
  • ISBN: 978-84-667-7697-4
Yo lo compré en la librería Azeta de la Plaza José González Dopeso, nº 1 (A Coruña). Su web es azetanarede.com. El precio es de 7,94 euros, puesto en Madrid.


martes, 10 de octubre de 2017

Hay que verlo...

Repasando algunos de mis vídeos "favoritos" de colombofilia me encontré con una "joya" que sorprendentemente sólo tiene 160 visualizaciones en Youtube. Me refiero al vídeo realizado por la gente del Derby Parra Negra tras colocar una cámara sobre una de las palomas participantes en una suelta realizada desde Jandía (Fuerteventura) hasta las instalaciones del propio Derby en Gran Canaria (100 Kms. aprox.). Como siempre, es impresionante ver como estos animalitos se tiran a ese mar inmenso que es el Océano Atlántico y como finalmente regresa planeando a su palomar... merece la pena verlo una y mil veces. Para quien quiera visualizarlo... porque no lo conozca o porque quiera volver a disfrutarlo.... este es el enlace directo al mismo... vale mucho la pena:



jueves, 5 de octubre de 2017

Vuelta a la naturaleza

Después de un par de años intentando luchar contra la naturaleza y criando mis pichones del vuelo al acabar la competición (periodo julio-octubre) en este 2017 decidí volver "a la lógica" y he criado la mayoría de mis "pipiolos" en lo que podríamos considerar el periodo "natural" de cría, es decir, la primavera. Esto tiene el inconveniente de que uno se ve obligado a dedicar diariamente mucho más tiempo al palomar durante la época de concursos, cosa que yo normalmente no me puedo permitir, pero este año, "gracias" a azores, comadrejas y otras alimañas, tampoco es que hubieran muchas viajeras que atender, así que el tiempo no fue mayor problema en este caso. Los resultados en cuanto a salud y condición general de los animales criados han sido abrumadoramente positivos. Ni la menor comparación con los dos años anteriores, donde, sobre todo en los meses de julio y agosto, había que hacer malabares para mantener sanos y fuertes a los pichones que iban naciendo. Julio en Madrid es un mes durísimo. Este año no he llevado el control, pero el año pasado pasamos de los 40 grados a la sombra todos los días del mes. Con esta temperatura no hay forma... o yo no la he encontrado aún... je,je,je,je... de criar pichones "sólidos", pues los propios padres se niegan a comer y se hinchan solamente bebiendo agua, por lo que poco más que eso es lo que le acaban dando a sus pequeños. Mi calendario de cría para 2017 se inició juntando las parejas a principios de año y las dejé que pusieran y criaran normalmente hasta primeros de junio. Llegada esta fecha las fui separando a medida que terminaban de criar lo que tenían en los nidos, por lo que algunos pichones llegaron a julio aún sin destetar... Esos fueron los que peor se criaron con diferencia... algunos aún a día de hoy siguen sin estar 100% "impecables". Tras esta "grata" experiencia de "cría primaveral" y como tengo cierta tendencia a meterme en líos decidí darle otra vuelta de tuerca al "invento" y junté algunas parejas (principalmente "caprichitos" y "palomas especiales") a principios de septiembre (finales de agosto en algún caso) con la idea de tener los primeros pichones nacidos a mediados de septiembre y que los mismos me sirvieran como "colchón" para cubrir las bajas que genera la "dura naturaleza" que rodea mi palomar. El clima aquí es "tremendamente matemático" y cuando llega el otoño llega el otoño... la temperatura refresca según avanza septiembre, especialmente por las mañanas, y la sensación térmica general se vuelve mucho más agradable. Los primeros pichones nacidos en esta segunda tanda están apuntando tan bien como los nacidos en primavera e igual de sanos. Ahora sólo queda por ver cómo se desenvolverán en los concursos estos "renacuajos", que llegarán a la competición, los más pequeños, con poco más de cuatro meses de edad, para saber si el experimento ha valido o no la pena.... que aburrido sería esto si todos los años hiciéramos lo mismo.. je,je,je,je,je,je.

Pichones de septiembre 2017