domingo, 27 de noviembre de 2016

Por fin....

Aunque parecía que nunca iba a llegar el día, por fin tengo ya destetados a todos los pichones que volarán en mi palomar la campaña que viene. Se ve que le debo haber cogido el gustillo a esto de criar tarde porque este año me he visto con los últimos pichones naciendo a primeros de noviembre. ... los mayores son de finales de junio. Ahora tendrán por delante poco menos de dos meses, hasta finales de enero, para dedicarse a "comer y crecer" antes de tener que empezar a demostrar en lo primeros entrenamientos en carretera si son palomas mensajeras o sólo lo parecen. Aunque puede parecer un poco justo de tiempo, realmente es lo mismo que se hace hoy en día en casi cualquier derby de nuestro país, donde se recogen pichones hasta finales de marzo y empiezan los entrenos en la ruta a primeros de mayo. 

Si las cuentas no me fallan, son treinta y cinco pichones los que comenzarán la preparación... a ver cuántos llegan al final.