lunes, 25 de julio de 2016

Marsella 2016

Los que sigan habitualmente el blog seguro que ya sabrán de mi devoción por la suelta internacional de Marsella. Yo personalmente pienso que es la reina de las sueltas de gran fondo en Europa, por más que para muchos Barcelona siga ocupando el primer peldaño de este pódium imaginario, magnificada quizás por la aureola de los "1.000 Kms.". Me gusta esta suelta especialmente por su dureza y porque nos deja ver con claridad dónde hay palomas de calidad... palomas que saben sacrificarse. Es una suelta donde raramente veremos picar en cabeza a los "grandes nombres" y no porque no participen en ella, si no porque esta no es la típica suelta donde basta con mandar "mil" palomas para que te lleguen algunas más tarde o más temprano y que luego con ellas puedas rellenar pedigrees "a patadas". Marsella exige palomas estrictamente preparadas para la ocasión, tanto a nivel físico como a nivel metal, porque la dureza de la línea de vuelo no deja lugar para las palomas que gustan del viento de cola o del arropo del bando. Estas últimas no es que lleguen tarde a casa, como puede pasar en otros grandes fondos europeos,... es que no regresan jamás.

La entrada desde Marsella a Bélgica es a través del valle del Ródado, un pasillo montañoso en torno al cauce del río del mismo nombre donde el viento de pico no deja de castigar a las palomas durante los 860 Kms. que de media da esta suelta a los palomares belgas, en algunos casos incluso con velocidades superiores a los 80 kms/h. Como decía al principio de este comentario, esta particularidad hace que las palomas que ganan aquí no sean, por así decirlo, las "típicas" palomas europeas. A estas palomas que vuelan con éxito sobre la línea de Ródano me atrevería a denominarlas como "palomas canarias" dentro de un mundo de palomas "light". Con esta frase lo que quiero decir es que son palomas sufridoras, palomas que suelen volar mejor entre peor se ponen las condiciones climatológicas, palomas que nunca estarán en cabeza en sueltas "amistosas" como Limoges, Tulle, Brive, etc... pero seguro que las veremos en las clasificaciones de sueltas "peleonas" como Orange, Valence, Macon, Montelimar, etc. Para ejemplificar un poco lo que les comento creo que lo mejor que podemos hacer es analizar la clasificación de este último Marsella. Les pongo a continuación las primeras palomas comprobadas a nivel nacional en Bélgica...


Como pueden ver en la imagen anterior, Bélgica encesta para esta suelta sólo 2.166 palomas y esto se debe a lo que les decía antes... no son muchos los que tienen palomas con las condiciones necesarias para volar la ruta del Ródano y, por ello, prefieren dejarlas en casa para volar otras sueltas más sencillas. Otro punto a tener en cuenta... no he cortado la imagen a esa altura por casualidad sino porque esas son las únicas palomas que fueron comprobadas en el primer día... 28 palomas comprobadas de 2.166 encestadas... algo más de un 1%. Miren ahora la columna "AD", que representa las palomas encestadas para la suelta por cada colombófilo. Salvo contadas excepciones, son todos palomares pequeños, que meten 5, 6... 10 palomas a lo sumo. Fíjense por ejemplo en el colombófilo de nombre Boris Burniat... encesta seis y mete cuatro entre las treinta y tres primeras nacionales... y todas en el primer día. Seguro que ese se fue a la cama pensando que la suelta se había dado de P.M... je,je,je,je,je. La siguiente columna también es relevante porque indica el puesto en que la paloma fue designada por su propietario (para los que no compitan en su zona con este sistema, las mejores palomas siempre se designan con números más bajos, se encestan primero). Esto permite ver el acierto de cada colombófilo a la hora de seleccionar sus palomas. En este caso los cuatro primeros comprobaron su primera designada en primera posición... no está nada mal. Vamos ahora a la columna que marca la velocidad (Vitesse). La primera paloma está comprobada a 983 mm y la última del día a 862 mm. Aquí hay dos cosas relevantes. La velocidad de la primera es tremendamente baja, lo que indica que ha sigo una suelta durísima y el que le haya metido cerca de 120 mts. a la 33º lo termina de confirmar. Poca velocidad y palomas muy distanciadas, lo que les decía antes... puro "Canarias Style", pero sigamos analizando la clasificación. La primera paloma comprobada es de 2010... seis años currando para llegar hasta aquí. Este caso, como pueden comprobar revisando el resto de la clasificación, no es mera casualidad. En la foto aparecen... 2 palomas de 2010, 2 palomas de 2011, 3 de 2012, etc. Esto sucede porque los especialistas de la ruta del Ródado saben que antes de hacer "saltar al vacío" a sus palomas las tienen que foguear lentamente para que vayan ganando el bagaje que se necesita para este tipo de competiciones. Lo normal es que no vayan a Marsella hasta haber cumplido tres años. En Bélgica una paloma de tres años que se prepara para volar Marsella habrá volado en su año de nacimiento hasta unos 300 Kms. Luego, ya como yearling, empezará a conocer las primeras estribaciones de la ruta del Ródano con sueltas como Dijon, Macon, Chalon-Sur-Saone, pero no irá más allá. En su primer año como adulto se las verá con las sueltas de Montelimar, Orange y Valence... la "talla media" de la ruta. Sueltas que dejan muchas palomas por el camino que inicialmente podían parecer grandes animales, pero que llegado el momento de la verdad demuestran que no llegan al mínimo exigido para estas competiciones. Sólo al tercer año y tras haber acumulado todos estos kilómetros sobre la línea de vuelo es cuando se suelen enviar a Marsella. Este es el método "clásico" de preparación aunque luego hay otros que no esperan tanto y por eso vemos esas palomas de 2014 en la clasificación, aunque son la minoría.

Analicemos ahora los nombres de los primeros clasificados... qué quieren que les diga... a mí, que se supone que tengo "cierto conocimiento" de la gente que vuela bien en Bélgica, la mayoría de ellos no me suenan de nada. Salvo Boulard, Ballman y Dumonceau-Pavoncelli el resto no los he oído nombrar en mi vida. Esto no es culpa de ellos, faltaría más, sino de los medios de comunicación que prefieren magnificar las "pequeñas azañas" de los "grandes nombres" en lugar de hablar de las "grandes azañas" de los "pequeños nombres", pero contra esto poco podemos hacer... lo mismo pasa a diario en muchos aspectos de nuestra vida, supongo que es parte de nuestra cultura. En cierto sentido el motivo de este escrito es reivindicar a esta gente "pequeña", que tienen unas palomas fabulosas y son capaces de ir a un enceste de este tipo con cuatro palomitas afinadas al 200% y salir ganadores internacionales de una prueba tan impresionante como el Marsella, pero no sólo lo escribo pensando en ellos sino también pensando en nosotros, en concreto en la gente que compra palomas belgas, alemanas y holandesas, para que vean que el mundo no acaba en "el Barcelona" y si en nuestra zona tenemos cada semana un "pequeño Marsella" a lo mejor deberíamos buscar más palomas que vuelen la Ruta del Ródano y menos palomitas "light".... esto es una mera opinión personal, luego que cada uno en su casa y en su palomar haga lo que mejor considere... pero siempre estando informado de lo qué realmente sucede por ahí afuera.