domingo, 28 de febrero de 2016

Cosas que hacer en Bélgica (2ª parte)

Como lo prometido es deuda, aquí va la segunda parte de mi comentario sobre mi reciente viaje a Bélgica:

- Anilla canaria: seguro que recordarán la noticia que les comentaba aquí mismo hace unos meses sobre la denuncia que los dirigentes de la RFCE, tras leer un noticia publicada en este blog, habían hecho contra un colombófilo belga por volar con anillas canarias las pruebas nacionales e internacionales de su país. Aproveché por ello mi viaje allí para averiguar más detalles al respecto de cómo se había vivido este tema sobre el terreno. Como era de esperar, una vez más, los que representan actualmente a la RFCE volvieron a dejar el nombre de la institución a la altura del betún. Su escrito de denuncia estaba plagado de argumentaciones tan peregrinas como que la Federación Canaria de Colombofilia no es una institución legalmente autorizada para emitir anillas de nido o que las anillas de la Federación Canaria de Colombofilia están hechas de un material no homologado y que por ello no debían ser admitidas en las pruebas nacionales e internacionales belgas, por su alto riesgo de manipulación. Todas sus "denuncias" eran de risa, pero ese último tema de la calidad de la anilla ya es para "mear y no echar gota", pues nuestra anilla la fabrica el mismo proveedor que hasta hace nada también suministraba las anillas a la Federación Belga, por lo que era como acusar a los propios belgas de usar una anilla "no homologada" y de "baja calidad"... menudos mete patas. La tramitación del expediente fue realizada por la Federación Nacional Belga con la presencia de los principales organizadores de las pruebas implicadas... Cahors, Barcelona, Pau, Marsella, etc. Es decir, estaban en la mesa todos los pesos pesados de la colombofilia belga para hablar de nuestra anilla y para analizar la petición de la RFCE que no era otra que la inhabilitación a perpetuidad del colombófilo belga que se había "atrevido" a anillar con anilla canaria. Según me cuenta el propio implicado la situación fue tremendamente cómica. Los belgas no se podían creer como, según sus propias palabras textuales, "viene un español a decirnos como tenemos que organizar nuestra casa". Les resultaba chocante que alguien de fuera se dedicara a perseguir situaciones como estas cuando ellos, siendo conocedores de la misma, habían procedido a darle su visto bueno. La resolución fue clara y tajante... colombófilo absuelto, anillas validadas y recurso de la RFCE a la papelera (literalmente lo tiraron a la papelera durante el desarrollo de la reunión). Como se suele decir... que es una raya más para el lomo de un tigre, pero es que lo de la RFCE ya roza la locura.
- Colombófilos de verdad: yo sigo en mis trece de buscar palomas "de velocidad" para intentar competir medianamente bien en Madrid y no quise dejar pasar la oportunidad de, estando en Bélgica, acercarme a hablar con algunos colombófilos que destacan allí en esta disciplina, a ver si podía hacerme con algún fichaje en el mercado de invierno.... je,je,je,je. Comprar palomas de velocidad es bastante más complicado que comprar palomas de fondo/gran fondo, pues los competidores de velocidad son gente que limita sus triunfos al ámbito local... a su club o como mucho a su agrupación de clubes y, por tanto, son conocidos sólo en ese ambiente y poco más. No tienen nombres "resplandecientes" como los grandes fondistas que vemos a diario en PIPA y otros portales similares. Para esto la inestimable ayuda de nuestros amigos belgas ha sido clave de nuevo. Me presentaron hace unos meses al colombófilo que domina semana a semana la velocidad y el pequeño medio fondo en su zona e incluso pude visitar su palomar y estar con ellos esperando sus palomas en una suelta. Recuerdo ese día con claridad porque aun sigo sorprendido viendo como llegaban aquellas palomas... sorprendido porque no parecían palomas de velocidad. Llegaban tranquilas, se posaban en el techo de palomar y sin que nadie las llamara entraban "al golpito" y se iban comprobando. Nada que ver con lo que dice "la teoría" sobre lo que debe ser un velocista, pero lo cierto es que las siete primeras palomas que cayeron en el techo del palomar fueron las siete primeras de toda la agrupación local de clubes frente a varios miles de palomas y no fue un hecho aislado. Me enseñó sus clasificaciones en cada suelta y eran tremendamente consistentes. Semana a semana siempre picando en cabeza. Recuerdo que incluso en una de las sueltas tenía clasificadas las 18 primeras palomas de la agrupación de clubes (hablamos de un palomar pequeño que nunca encesta más de treinta palomas), pero el tipo no estaba contento porque decía que no podía ser que entre la cuarta y la quinta hubiera pasado... un minuto... je,je,je,je,je... eso sí que es muy típico de los velocistas.... pero vayamos al grano... como este hombre estaba visitando Fugare aprovechamos para hablar con él de "cosas serias" e intentar cerrar la compra de un lote de sus pichones y ahí empezó la odisea. Cuando lo normal es que toda esta gente te quiera vender hasta los frontis de los casilleros, este hombre se nos puso tremendamente reticente para vendernos sus pichones... que si sólo tenía ocho parejas de reproducción, que si necesitaba esos pichones para renovar su equipo, que era difícil hablar de vender "una tanda" porque cada pareja ponía a su ritmo, que no me garantizaba un número de pichones exacto porque siempre se puede morir alguno o que alguna pareja deje los huevos claros, que le hacíamos un roto tremendo llevándonos esos pichones, pues el suyo es un palomar pequeño, que como máximo podrían ser diez y que no me podía asegurar una fecha exacta, pero que sería en torno a junio... realmente fue una guerra a pequeña escala, con traductor de por medio para evitar malas interpretaciones, pero tengo que reconocer que sus objeciones eran de lo más razonable. Eran objeciones de colombófilo de verdad. Lo que nos pasa a todos nosotros en nuestros palomares. No era ningún granjero, ni tenía 20 parejas de reproductores y otras 20 de ama de cría. Criaba con cabeza y basándose en la calidad y cuando hablamos de naturaleza tenemos que tener claro que hay muchos factores que no podemos controlar. Recuerdo que como cierre de la conversación, tras acordar los términos de la operación, me dijo claramente: "sólo dos cosas sí que le puedo garantizar al 100%. Lo que se llevará son exclusivamente hijos de mis parejas de reproductores y si una paloma está criando en mi casa es porque se lo ha ganado en la cesta y ha demostrado claramente que tiene calidad para ello". Como decía en la entradilla de este apartado... "colombófilos de verdad"  y no mercaderes de palomas que siempre tienen algo que venderte cuando los llamas. Me alegra haber conocido a este hombre y ya estoy descontando días para que llegue junio... je,je,je,je,je.