jueves, 28 de mayo de 2015

Saber leer

Ando en las últimas semanas dándome un atracón de lectura de resultados y pedigrees a cuenta de intentar conseguir para mi palomar un poco de "sangre de liebre" que me "saque de pobre" dentro de la nueva colombofilia que me ha tocado vivir en Madrid, donde la velocidad y con ella las palomas velocistas priman sobre cualquier otra cosa, aun incluso cuando hablamos de sueltas por encima de los 600 Kms. Estoy buscando por tanto palomas de velocidad, pero claro, no cualquier paloma de velocidad, que cuando uno hace una inversión siempre trata de maximizar el retorno de la misma y aunque en palomas las matemáticas no suelen funcionar, siempre es conveniente estar bien informado de quiénes vuelan bien, dónde lo hacen y contra quién compiten antes de dar el paso de meter algo nuevo en tu casa. Este "trabajo" te lleva a darte cuenta de que además de muchos campeones "reales" también hay mucho campeón "de papel", manipuladores de resultados o directamente metirosos sin pudor que presumen de cosas que no han logrado o que maquillan sus pequeños logros para darles mucho más prestigio del que realmente tienen. Como siempre suele pasar en estos casos, el amigo Ad Schaerlaeckens tiene algunos buenos consejos que darnos al respecto... Aquí les traduzco uno de sus artículos que intenta enseñarnos a leer los resultados colombófilos. Se titula "Las apariencias engañan":

---------------------------------
 “A esto es a lo que yo llamo volar palomas como un campeón” le dije un día a un compañero de club enseñándole los resultados de los hermanos “B” en su última suelta desde Quievrain, 105 kilómetros. Los hermanos “B” habían hecho primero, segundo, tercero y cuatro en la prueba encestando sólo esas cuatro palomas.
“Por supuesto que es un resultado espectacular” respondió mi amigo pasando la página para ver el resto de la clasificación, pero cuál no sería su sorpresa al ver que no había más páginas que ver, que toda la clasificación cabía en una página. Esto se debe a que sólo se habían encestado para la suelta 126 palomas, lo que suponen 42 premios (25%). Después de darse cuenta de este dato mi amigo cambió de idea. ¿Realmente te parece una gran cosa este resultado?. Si sólo son 126 palomas… “Por supuesto” le respondí. “Incluso te diría más. Es algo SUPER. Fíjate en cuantos participantes hay. Son 24”. Él palideció al saber este dato.
Cuando vives en una región donde todos los colombófilos encestan muchas palomas, está claro que una suelta de 126 palomas no impresiona demasiado, pero así y todo tener todas tus palomas en casa cuando nadie ha recibido aun nada… uffff!!!!!!. Intenten hacerlo ustedes mismos, a ver si lo consiguen. Antes de seguir me gustaría dejar claro que no hablo de un palomar que tenga una situación privilegiada, que es lo que muchos pueden estar pensando, pues los 24 palomares se encuentran en un radio de 6 Kms.
Si tenemos 24 participantes para solo encestar 126 palomas está claro que hablamos de un grupo muy selecto de animales. Buenas palomas sin duda. Lo mejor de cada casa.
Debido a que practicamos un deporte “muy extraño” sucede que hay clubes donde nadie encesta menos de 25 palomas por suelta, mientras que en otros locales de Bélgica ningún participante lleva más de cinco animales a la cesta. No sé qué pensar sobre esos colombófilos que encestan 150 palomas o más en cada suelta mientras sus compañeros vuelan tres o, como mucho, cinco palomas. ¿Es eso una competición justa?.
Los hermanos “B” vuelan en un club donde compiten pocas palomas, pero donde la competición es realmente dura. Es muy frustrante para alguien que tiene buenas palomas el volar en este tipo de clubes. Desde el primer día sabes que no tienes nada que hacer en competiciones como el “As paloma” Nacional o Regional. Esto se debe a que su numérico de palomas es muy bajo, aunque las mismas sean tan buenas que en la mayoría de las pruebas el ganador de su club siempre obtiene mejor velocidad que el del resto de clubes de la zona. Así es como suelen desarrollarse las pruebas en su club: alguien comprueba una paloma, por ejemplo, a las 11:00 y a 1.400mm. Gana la suelta del club quizás frente a unas 85 palomas. Un minuto más tarde su vecino, que vuela en otro club, que también participa en la misma suelta, comprueba una paloma. Su velocidad son 1.380 mm. y acaba de ser primero contra 1.200 palomas, porque su club es mucho más grande. Está clara la diferencia entre un ganador y otro. La primera paloma comprobada es mejor que la segunda… en la vida real, pero la segunda supera a la primera en los papeles. La segunda paloma puede haber dado un gran paso para ser As Paloma Nacional, mientras que la segunda no tiene opción alguna, pues un ganador frente a 1.200 palomas tiene mejor coeficiente que uno frente a sólo 85… mucho mejor.
Cómo sabemos si un club es o no competitivo? La velocidad de la ganadora es un buen dato, pero yo creo que incluso mejor que eso nos deberíamos fijar en la velocidad de la última paloma que premia. En eso el club de los hermanos “B” también destaca por encima de los demás. En muchos casos la última premiada de su club hace mejor velocidad que las ganadoras de los clubes vecinos. Evidentemente, todos estos ejemplos que pongo son de palomas y clubes que vuelan la misma suelta en el mismo día.
Esto que comento no es un dato “vacío”. Esos colombófilos que vuelan sólo para ser “famosos” miran mucho en qué club les conviene viajar y en cuáles mejor no hacerlo. Siempre que alguien me pregunta sobre donde conseguir buenas palomas respondo igual… en los clubes donde la competición es dura. Siempre les recomiendo huir de aquellos donde abundan los “resultados imposibles” como que alguien sea capaz de ganar en un año cinco primeros premios con la misma paloma o haga 1, 2, 3, 4, 5 (o similar) contra miles de palomas.
Los extranjeros se quedan sorprendidos de ver la gran cantidad de palomas que se vuelan en algunas zonas de Holanda, frente a las pocas que suelen competir en la mayoría de las regiones belgas. La razón es que ambos países no tienen nada que ver en cuanto a la manera de organizar sus competiciones colombófilas. Si miramos por ejemplo un fin de semana cualquiera en la provincia de Amberes nos podemos encontrar un calendario de este tipo, con ocho sueltas en dos días:

•    Velocidad desde Quievrain yearlings.   
•    Velocidad desde Quievrain adultos.
•    Velocidad desde Noyon yearlings.
•    Velocidad desde Noyon adultos.
•    Medio fondo para yearlings.
•    Medio fondo para  adultos.
•    Fondo yearlings.
•    Fondo adultos.

Además, los colombófilos pueden volar en varios clubes al mismo tiempo y se llega a dar el caso de que encestan palomas para la misma suelta, pero en clubes diferentes. Sin duda “exprimen” sus palomas a tope, mientras que los holandeses sólo vuelan una suelta cada fin de semana.  
Tanto en Bélgica como en Holanda lo que sí pueden hacer los colombófilos es “doblar” sus palomas, es decir, que compiten a diferentes niveles… club, interclub, provincial, nacional, etc. Esto también genera a veces situaciones muy extrañas. Les cuento el caso de mi amigo Bart. En una misma suelta a nivel provincial obtuvo un resultado “normalito”. Su primera paloma ganó el puesto 34º. A nivel SemiNacional (zonal) le fue de maravilla, esa misma paloma ganó el segundo premio. Estas cosas tan “particulares” suceden por cómo se han creado las zonas o secciones en Bélgica, que en este caso favorece mucho a Bart. Quizás no lo entiendan del todo, pero les garantizo que no es fácil de explicar de forma sencilla y por escrito. En general los extranjeros no saben lo que son las zonas que rigen la competición nacional belga ni mucho menos dónde acaba o empieza cada zona. Cuando ellos me preguntan cómo es posible ser 34º provincial y 2º Nacional Zonal… la verdad… me meten en un problema.
En 2000 tenía en el palomar a mi “191”.  Ese año volamos muchas sueltas con un tiempo fabuloso y en esas condiciones el “191” era imbatible.  En las cinco sueltas valederas para el As Paloma Nacional fue primero, contra una media de 600 palomas. Creo que no se puede hacer mejor en un año y era claro favorito al premio… pero sólo pudo ser segundo. El ganador del As Nacional fue una paloma de un colombófilo que vive muy cerca de mí. Competimos cada semana en las mismas sueltas provinciales y siempre mis palomas estuvieron delante de las suyas… entonces como es posible que tuviera una paloma con mejor coeficiente que las mías?.
Tanto sus palomas como las mías volaban en competiciones interclub, además de en los propios provinciales. Su interclub era mucho mayor que el mío… y como decía antes un 3º contra 5.000 palomas siempre da mejores coeficientes que un primero contra 600…. Se repite la historia del club de los hermanos “B”.
Luego pasan cosas como las de “Super”, el crack de un afamado colombófilo del norte de Holanda. Esa paloma lleva anilla belga y nació en casa de F. Marien. “Super” ganó varios primeros premios contra varios miles de palomas. Marien es un grande pero jamás ha tenido una paloma en su casa con esos resultados “estratosféricos”. ¿Por qué pasa esto?. Sencillo, porque el nivel de la competición en su zona es brutal y nadie sería capaz de destacar tan claramente.
Es vergonzoso que algunos colombófilos no sepan leer e interpretar las hojas de resultados. Sigue llamando más la atención un tipo que premia 50 palomas, tras haber encestado 130, que aquel otro que encesta seis y premia las seis. Peor aún resulta el que muchos reporteros y supuestos entendidos en colombofilia se dejen cegar por estos resultados “rutilantes” y creen, cada vez con más frecuencia, el concepto de “colombófilo de moda”, mientras ignoran absolutamente a los que realmente compiten bien. Yo lo he sufrido en mis propias carnes. Recuerdo, por ejemplo, el pasado 18 de abril. Encesté 22 palomas y premié 20, pero el hombre del día en los medios colombófilos fue Mr. “S”. Él había comprobado 24 palomas en tres minutos. Yo “sólo” tenía ocho comprobaciones en ese mismo tiempo, pero con la salvedad de que Mr. “S” había encestado 157 palomas y yo sólo 22. Al cierre del concurso yo tenía 20 premiadas y él 74, lo que le hizo ocupar todas las portadas del día siguiente, sin reparar en que había encestado 150 palomas y no había premiado ni el 50% de ellas.  
--------------------
Bueno... visto lo visto, está claro que hay que andarse con pies de plomo para que no se la cuelen a uno en este mundo de las palomas, porque la técnica del parchís, esa de comerse una y contar veinte, parece que está cada vez más extendida dentro de nuestra afición.

Por seguir un poco con el juego de números que comenta A.S. en su artículo y para que vean que todo puede parecer blanco o negro en función del cristal con el que se mire, voy a hacer una pequeña manipulación con mis discretos resultados del fin de semana para que vean que bonitos pueden quedar después de "tunearlos" un poco... y todo ello siempre sin mentir. Este finde volamos en Madrid el nacional de yearlings... joooooer, quién me iba a decir a mí que me vería volando un Nacional... pero bueno eso es harina de otro costal... je,je,je,je,je. Yo encesté 10 yearlings y estos fueron sus resultados, sólo las primeras comprobaciones.... 



Tengo una paloma en el 11º, otra en el 18º y creo que la tercera en el puesto 30º o por ahí. Como les decía antes, esta clasificación corresponde al Nacional de Yearlings. Por lo que fácilmente podría poner en el palmarés de mi paloma que es 11º Nacional Yearlings desde Porto Covo (557 Kms.) o siendo un poco menos pretencioso que es 11º Nacional Zonal Yearlings. Tampoco mentiría si digo que tengo dos palomas en el top 20 Nacional Yearlings o tres palomas de diez encestadas dentro del 20% de la suelta, aunque luego casi todas las demás me llegaran al día siguiente... je,je,je,je... tampoco quedaría bonito... y por eso nunca lo pondría en el pedigree de mi paloma... je,je,je,je,je... el decir que mi zona a nivel nacional sólo incluye un club (el mío) porque parte de los clubes de Madrid no tienen licencia nacional o, aun teniéndola, no participan en las citadas sueltas nacionales, lo que nos lleva a que en este caso se hayan encestado sólo 269 palomas para una suelta "nacional". Si quisiéramos seguir, podríamos continuar cuestionándonos ¿por qué se llama "nacional" a este tipo de sueltas?, cuando realmente no se sueltan palomas de todo el país. 

Me viene al pelo para cerrar este tema una frase que leí hace unos días y que se atribuye al mítico actor John Wayne. Según la publicación Wayne había dicho en alguna ocasión: "La vida es dura, y es aún más dura si eres idiota"... pues eso, no seamos idiotas y no dejemos que los vendedores de humo nos coloquen sus motos que ni funcionan ni se espera que vayan a funcionar y para evitar eso no hay nada tan útil como "aprender" a leer/interpretar lo que tenemos a nuestro alrededor... ya sean tanto los resultados de las competiciones como las muchas otras cosas que se publican en relación a nuestro deporte. Lo que sí que no les recomendaría jamás es que escuchen la Radio Canaria... los canarios seguro que saben por qué lo digo... je,je,je,je,je... porque no hablan nunca de colombofilia y el único día que lo hicieron la cagaron mucho y bien, dándole cancha y credibilidad al organizador-ganador de derbys de la Isla Hermana... pero ese hueso lo dejo para otro día, que esto ya me está quedando muy largo.