miércoles, 6 de mayo de 2015

Lo que pasó y lo que viene

Por estos lares colombófilos la suelta de la semana pasada se mantuvo dentro de la línea habitual de toda la temporada hasta la fecha... las primeras palomas cubrieron la prueba a más de 1.614 mm (casi 100 Kms. por hora). En mi palomar las primeras, contagiadas por la "pasión velocista", se comprobaron a unos 1.552 mm, lo que espero que me dé para meterme, al menos, entre los cien primeros de la clasificación... je,je,je,je,je.

El próximo fin de semana volvemos a tierras portuguesas (Portimao, 582 kms. a mi palomar). La predicción meteorológica para el día de la suelta nada tiene que ver con la del fondo anterior. Ahora se anuncia sol de justicia para todo el vuelo con un ligero viento de componente norte (volamos de SW a NE). Temperaturas rondando los 30º. La verdad es que no me atrevo a hacer predicciones después de lo visto en la suelta de Sines. No sé si este tiempo las hará volar aun más rápido que la vez anterior o el calor podría hacer mella en nuestras atletas. Yo, que soy más de cruzar barrancos en mountain-bike que de pasear con la bicicleta por el parque, espero que tengamos una suelta dura. Una de esas que nos hacen valorar de forma especial a las palomas que nos van llegando al palomar tras volar casi 600 Kms.... En resumen, una suelta al estilo de Canarias... donde el espíritu de superación esté siempre por encima del espíritu de conservación... y si además mis palomas lo hacen bien, pa'que más... je,je,je,je,je