domingo, 19 de abril de 2015

Me empiezo a preocupar...

La suelta de hoy me ha empezado a preocupar... je,je,je,je,je... yo que me desvelo por mis palomas, que les doy vuelos maratonianos con bandera hasta más no poder, que les lleno sus comederos de comida "hiper-grasienta", que hago todo lo posible para convertirlas en unos buenos "escarabajos colombianos", que hagan frente sin mayores problemas a las etapas montañosas que se avecinan, y ellas van y se comportan como unos "Cipollinis" o unos "Cavendish" cualquiera... je,je,je,je... Hoy desde Talavera la Real (354 Kms. a mi palomar) mis primeras palomas han hecho 1.414 mm... cosa a la que los criadores de caracoles no estamos nada acostumbrados. Tan poco acostumbrado que haciendo mis cálculos de velocidad habituales he llegado al palomar a eso de las 12:45 y ya tenía dentro diecinueve palomas... de las 24 que encesté... manda hue... je,je,je,je,je... Para colmo, tengo cinco palomas en el mismo minuto... esto no puede ser... me voy a tener que poner serio con estos sprinters de pacotilla... je,je,je,je... porque esas fuerzas las vamos a necesitar para la próxima semana en la que visitaremos la bonita costa portuguesa, soltando desde Sines, a 558 Kms. de mi palomar. Llega la hora de saber cuántas palomas mensajeras me quedan en el palomar... y cuántas, aunque lo parezcan, no lo son.

Con respecto a este tema de que las palomas de fondo ni pueden ni deben hacer velocidad en las sueltas cortas tengo un amigo, también devoto del fondo, que siempre me dice... "paloma que llega en cabeza de la clasificación del club durante las sueltas de velocidad... paloma que hay que sacar del palomar, porque no vale para lo que nosotros buscamos". Yo no soy tan extremista, pero coincido bastante con esa opinión. Sobre esto mismo, hace unos meses Ad Schaerlaeckens escribía lo siguiente... que como siempre no tiene desperdicio:

"Al contrario que en otros países, los belgas y los holandeses siempre se especializan en un tipo de concursos: velocidad, medio fondo, fondo, sueltas de pichones, etc. y cuando no lo hacen, porque compiten en varias modalidades al mismo tiempo, lo que tienen son dos equipos de palomas diferenciados en función de la disciplina donde las mismas han de volar. Existen casos de palomas que son capaces de destacar tanto en sueltas de un día como en sueltas de dos días, pero son la excepción. Las palomas de gran fondo, sueltas de dos días, son palomas muy especiales, con unas características muy diferentes al resto. Entre ellas está el que son incapaces de ganar un premio en la corta y media distancia ni tampoco cuando son pichones.

Los competidores de la larga distancia lo saben. Conocen sus palomas y saben que no tienen nada que hacer en las sueltas cortas, salvo usarlas como entrenamiento para las pruebas largas. En muchos casos ni siquiera ponen el reloj hasta llegar al fondo. Recuerdo un día que estaba en casa del mítico van de Wegen, un tremendo campeón del gran fondo, y me hablaba de una paloma suya que siempre llegaba en cabeza de su club en las sueltas de velocidad y medio fondo. Me sorprendió que no lo dijera con alegría, si no más bien con enfado. Su argumento era: "esas palomas es imposible que hagan nada bueno en el gran fondo". Si piensan en otros dominadores actuales del fondo en Bélgica como pueden ser Van Olmen o Ouwerkerk Dekkers, verán como su nombre nunca aparece en las listas de la velocidad o el medio fondo, ni en las sueltas de pichones"