lunes, 27 de abril de 2015

Como de la noche al día

En el día de ayer, casualmente, se dio la circunstancia de que tanto en Madrid con en Gran Canaria se disputaba el primer fondo del año. Con estos avances del "guassap" me llegaba casi al intante la información de ambas sueltas y, aunque las distancias eran similares (450 en Gran Canaria y 557 en Madrid), los mensajes que llegaban desde cada lado nada tenían que ver. Desde Canarias, como siempre, se presentaba una suelta dura y por ello los mensajes eran de ilusión cuando entraban las primeras palomas...

"tengo una"
"en mi club ya hay gente que está con dos palomas"
"me llegó la segunda, como meta otra invito al todo el grupo a una ronda"
"tranquilos, mañana con la fresca aparecerá alguna más"
"enhorabuena a los que han recibido algo", etc...

Mientras en Madrid las preocupaciones eran otras...

"ganó fulanito, tiene la primera con 1.560 mm",
"qué va!!!! ganó menganito, que tiene una con 1.580 mm"
"A qué hora están las primeras?"
"el concurso está cerrado hace rato"
"a alguien le falta alguna paloma?"...

Como pueden ver, salvo porque en ambos casos volamos palomas, poco más que ver una situación con la otra. En mi caso, que ahora me toca jugar en el "bando" de Madrid, pues eso... dentro de la normalidad, 18 de 20 encestadas. Las cuatro primeras por encima de 1.400 mm (la primera con 1.463 mm). En sólo un rato "conseguí" más palomas voladas por encima de los 500 Kms. que las que nunca tuve tras volar once años en Gran Canaria... je,je,je,je,je.

Anoche me decía mi mujer que tendría que estar contento... que ahora sí que estoy disfrutando con las palomas, no como sucedía en Canarias... bueno, puede que sí, pero siendo sincero, no es lo mismo. No es lo mismo ver como se rompe el cielo y ves caer una palomita de fondo en Canarias, que sabes que son muy pocas las elegidas para volver a casa, que hacerlo aquí donde te llegan por bandos y en poco más de una hora ya estaban casi todas de vuelta en el club, a pesar de que durante parte del día llovió a mares.

Joooer, quién me lo iba a decir... echo de menos la colombofilia de Canarias... al menos la parte que tiene que ver con las palomas, que de otras cosas sí que me alegro mucho de haberme alejado... je,je,je,je,je