martes, 10 de marzo de 2015

La primera vez

Este fin de semana tuvimos el primer concurso en Madrid... Oropesa, unos 175 Kms a mi palomar. En ciertos aspectos la suelta se desarrolló de forma muy similar a lo que solía pasarme en este tipo de pruebas cuando volaba en Canarias... sólo una paloma dentro del 30%... je,je,je,je,je... está claro que por mucho que entrenes a un caracol no se convertirá nunca en un caballo de carreras. Era curioso ver como en la cola del enceste todo el que pasaba al lado de mis palomas me decía lo mismo... "qué palomas tan pequeñas", "esas palomas no son como las que se ven por aquí", "las palomas grandes son las que nos funcionan a nosotros", etc... en resumen que, por lo que he podido ver hasta ahora, aquí parece que priman más los fenotipos modelo "Usain Bolt" que los fenotipos estilo "keniata". Entiendo que debe ser la propia línea de vuelo y sus características la que los ha llevado a criar este tipo de palomas. En cualquier caso, de momento, no me lanzaré a recoger huevos por las cestas de mis compañeros.... je,je,je,je,... vamos a esperar a que acaben las primeras etapas llanas y a ir pensando pensando ya en los puertos de montaña que nos llegarán a finales de abril, a ver si ahí mis "colombianas" se dejan ver en cabeza de pelotón.

Lo que sí que no tiene nada que ver con Canarias son los porcentajes de recepción. En la apertura de relojes de ayer estaban comprobadas más del 90% de las palomas encestadas y eso contando que en algunos casos la gente quita el reloj una vez que se ha cerrado el 30%, por lo que pueden haber quedado fuera del reloj algunas regresadas después del mediodía.


La próxima semana llegamos a Extremadura para soltar desde Navalmoral de La Mata (aprox. 200 Kms. a mi palomar).