miércoles, 17 de diciembre de 2014

La base

Les contaba por ahí abajo que es fundamental tener un buen palomar (de los que mantienen sanas a las palomas) para poder empezar a caminar de forma sólida en esto de la colombofilia, pero una vez que tenemos palomar y tenemos palomas creo que lo siguiente que nos tenemos que "agenciar" es un buen método para llevar las palomas. Yo, que no me considero un tipo con especial "sensibilidad" o mano para las palomas, lo he probado en mis propias carnes. Si consigues montar un buen método de trabajo y los respetas cada día los resultados irán a mejor, sí o sí. Recuerdo que leí por ahí que el peor método de todos es no tener método y creo que es una de las mayores verdades que hay en nuestra afición. Cuando hablo de método no crean que me refiero a tener el libro gordo de Petete en el palomar o a montar una farmancia en casa, más bien todo lo contrario. Yo opto por la sencillez. La experiencia propia que he obtenido en estos años de competición y cría de palomas me ha demostrado que en muchísimos casos damos a las palomas gran cantidad de productos que realmente no les aportan nada relevante y que sin ellos compiten exactamente igual de bien que cuando se los suministramos. En esta línea que les comento e incluso aun más radical que yo el cronista colombófilo Ad Schaerlaeckens, excelente escritor y competidor holandés, escribe el siguiente artículo que les traduzco a continuación... creo que no tiene desperdicio y es de esos textos que conviene releer periódicamente para no perder el norte... ahí se los dejo...


UN MONTÓN DE MIERDA

El otro día dos personas me dijeron que parecía muy joven para la edad que tengo, la verdad que no me hizo especialmente feliz este comentario porque ese tipo de cumplidos sólo se le dicen a los que parecen viejos. De todas formas, a pesar de los años que ya pesan, puedo decir que me siento orgulloso de todo lo que he vivido y creo haber aprendido muchas cosas a lo largo de mi vida. Por ejemplo, he dejado de creer en muchas cosas que otros colombófilos erróneamente piensan que son fundamentales para triunfar en la colombofilia. Por ejemplo, una de ellas es la importancia que se le da habitualmente a la alimentación de nuestras palomas, tanta que algunos incluso hablan del "arte de la alimentación". ¿Un arte?... Hmmm.


ALIMENTACIÓN

- Hablemos de lo que denominan mezcla de muda. Ese concepto no tiene ninguna base científica. No existen comidas que hagan mudar mejor a las palomas. Pueden ver las mezclas que ofrecen diferentes fabricantes, no tienen nada que ver entre sí. Son totalmente diferentes. Es así de fácil, las compañías venden comida de muda porque los colombófilos pregunta por ella, pero las palomas sanas mudan bien sin necesidad de darles nada especial. Es un proceso natural para ellas. Si queremos, a lo sumo, forzar un poco el proceso podemos manipular las condiciones de luz y oscuridad, pero nada más. Comidas especiales o mezclas de muda son sólo gastos adicionales, nada más que eso.
  
- Otra cosa en la que no creo es en esas teorías que hablan de dar suplementos energéticos, del tipo de raciones extras de maíz o cacahuetes, los días antes del enceste. Cualquier científico se moriría de risa ante prácticas de este tipo.
  
- Leí una vez que la cebada mantiene a las palomas tranquilas y baja su instinto sexual,... bueno y a lo mejor el Papa podría ganar un maratón. 

- Comencé a perder mi fe en estos temas relacionados con la alimentación allá por 1997. Recuerdo que por aquella fecha mi "144" era siempre la última paloma en entrar después de los entrenamientos. Así que se tenía que comer las sobras del resto de sus compañeros y, por supuesto, nunca veía ni un grano de maíz. Los teóricos de la alimentación dicen que el maíz es fundamental, pero la "144" que estuvo semanas sin probar nada de maíz ganó tres primeros premios en un mes. Así que compañeros, no se crean todo lo que lean. Hay gente que se gana su crédito porque escribe artículos interesantes, pero otros se lo ganan porque no escriben nada de nada sobre qué es lo que hacen en su palomar.


LO MISMO DIGO DE...

A esa gente que habla y no para de los porcentajes que tiene o debe tener una mezcla en cuanto a grasas, proteínas, etc. no hay que tomarlos muy en serio. No son más que payasos. Yo alimento con la misma mezcla durante todo el año. Así que los que suelen preguntarme por qué no escribo nunca sobre alimentación ahora ya saben la respuesta. Creo que sé un poco sobre palomas y sobre cómo hacer que vuelen en cabeza y tengo claro que el tema de la alimentación no me interesa lo más mínimo y nunca he sentido que necesitara tener más conocimientos al respecto. En los años ochenta y noventa yo era un ganador habitual de primeros premios y Campeonatos Provinciales, tanto con adultos como con pichones. Cuando hablo de provinciales me refiero a sueltas con varios miles de colombófilos, ya que en aquellos años las cosas eran muy diferentes a las sueltas de ahora. En 2012 tuve mi mejor campaña, ganando 15 primeros premios provinciales. En 2013 gané el campeonato de adultos en mi agrupación de clubes, la cual es una de las más grandes y competitivas de toda la zona. También fui Campeón en Amberes (Bélgica). ¿Qué quiero decir con todo esto? pues que he tenido muy buenos resultados durante un periodo muy largo de tiempo, por lo que tal vez lo que les cuento no sea un sin sentido.


NO ESTOY TAN SOLO

André (por supuesto, cuando digo André me refiero a André Roodhooft) es un tipo muy práctico en su palomar. Como yo, él también comenta que no sabe nada de alimentación de palomas. Gusta de dar la misma comida a sus animales durante todo el año, como antes hizo el viejo Klak, Scheele, Jos Joosen, Gommaar Verbruggen y muchos otros. Esto me hace sentir que no estoy tan solo con mis teorías y ¿quién hoy en día vuela mejor que André en sueltas de 500 a 650?. En las grandes distancias Jos Joosen es un superman. Cuando sus palomas vuelven a casa tras volar 1.000 kms ellas comen lo mismo que los días antes de haber sido encestadas para dicha suelta.

Con respecto a los aditivos y suplementos también Adré y yo pensamos lo mismo: las palomas pueden hacerlo sin ellos. Toda esa publicidad que vemos en revistas o en Internet donde se nos dicen que las palomas sólo pueden ganar si toman dichos productos son simples estratagemas para llenar los bolsillos de los vendedores. Si decides seguir las recomendaciones de estos vendedores de humo y empezar a construir castillos en el aire pronto te darás cuenta de que te faltan días en la semana para poner en los comederos y los bebederos todo lo que para ellos es "imprescindible". Como parte de su "estrategia de negocio" los comerciantes se encargan de que siempre haya algo nuevo que probar en el mercado. Ahora, por ejemplo, he visto que anuncian "píldoras antiestress" y un producto que dicen que ayuda a que las palomas se orienten mejor, con lo que te aseguran que reducirás las pérdidas. Casi se me caen las gafas cuando leí el anuncio. Con todo mi respeto, hay que ser muy ignorante o muy ingenuo para comprar algo así. La gente no es consiente de que esto es un robo en toda regla, parece que la inteligencia humana tiene límites, pero la ingenuidad no.

     
REALISTA

Algunos colombófilos creen que sólo ellos tienen la razón y todos los demás debemos pensar y actuar como ellos, pues la suya es la única metodología correcta. Algunos colombófilos, gente absolutamente normal en su día a día, se creen grandes científicos o eminente doctores tras obtener un único buen resultado. Ellos dan inmediatamente recomendaciones sobre qué hay que hacer o dejar de hacer en nuestro palomar. Les pediría a todos ustedes que no caigan en su trampa. Hay un viejo "proverbio" que dice que cuando más se miente es tras un día de pesca, en periodo de elecciones o después de obtener un buen resultado en colombofilia. Luego tenemos por otro lado a gente como el belga Charel Boeckx que es un hombre simple, que no sabe nada de minerales, vitaminas, proteínas o ácidos... nunca lo oirán hablar de medicinas. Creo que incluso no conoce el nombre de la mayoría de ellas. A pesar de ello lleva décadas volando siempre en los puestos de cabeza y creo que nunca he visto unas palomas tan sanas como las suyas. Yo conozco muchos otros colombófilos como él. Este tipo de gente podría estar todo el día "sentando cátedra" e intentando imponer sus sistemas, pero son gente que prefiere seguir a lo suyo y dejar que otros sean los que hablen y escriban de colombofilia. En resumen, si usted se siente bien dando a sus palomas toda clase de aditivos, píldoras y drogas, no seré yo el que se lo prohíba. Ser feliz es lo principal en esta vida. Yo sólo me limito a avisarle de que, en mi opinión, todo eso sólo es un gasto de dinero y de tiempo. La clave de nuestra afición es mucho más sencilla... consiga buenas palomas y tenga claro que no hay ningún producto que convierta a las palomas malas ni siquiera a las regulares en buenas palomas.... gracias a Dios.

© Ad Schaerlaeckens

4 comentarios:

George Orwell dijo...

Nunca había leído un artículo que no diera nada de importancia a la alimentación. Crees que lo básico es la salud y la sangre? Tampoco es determinante el entrenamiento?

Gustavo Medina González dijo...

Hola,
Mi experiencia también me ha llevado a la misma conclusión a la que llega A.S. He perdido mucha fe en la alimentación como factor determinante a la hora de competir bien con palomas, salvo cuando hablamos de gran fondo. En esos casos sí que creo que hay que dar una alimentación muy específica, pues el esfuerzo de las palomas en ese caso es extremo. Hay que tener presente que A.S. es un competidor fuerte en el medio fondo y a lo sumo en el fondo "ligero", pero nunca en pruebas extremas. Yo valoro sobretodo los tres factires que tú indicas: sangre, salud y entrenamiento. Para mi el entrenamiento es fundamental y me gusta además que entrenen a tope. Mucho tiempo y con mucha intensidad.

Saludos,

George Orwell dijo...

Hay otros colombófilos que dan muchísima importancia a la alimentación no? Según tengo entendido para Marquez Prats era lo básico no?

Gustavo Medina González dijo...

Mi trato con Márquez no fue muy cercano pero nunca lo consideré un fanático de la alimentación. Sin embargo si que aprecié que era un loco a la hora de diseñar como debía ser el palomar y tenía claro que sin buenas palomas poco podías hacer en esta afición.

Saludos,