sábado, 7 de junio de 2014

Valence 2014

Pues sí que ha empezado bien el Valence 2014 en Bélgica, con una polémica que ya empieza a ser habitual, pues el año pasado sucedió lo mismo en la suelta de Montelimar. El ganador nacional ha sido desposeído de su título por no comprobar el rossor de la paloma en el tiempo reglamentario. En Bélgica, donde son mucho menos crédulos que aquí, no se terminan de fiar de los relojes electrónicos y ponen rossor a todas las palomas que se encestan en las sueltas nacionales y el mismo ha de comprobarse en un reloj manual antes de que pasen diez minutos de la comprobación electrónica de la paloma. Estes señor, Alain Hoornaert, comprobó su paloma en el reloj electrónico a las 12:14:21, pero no metió el rossor en el manual hasta las 12:59. Habiéndose pasado de los diez minutos establecidos, la hora que se considera válida es la del reloj manual, por lo que la alegría de un 1º Nacional le duró muy pero que muy poco.

Ante el revuelo que ha generado esta decisión, la nacional belga ha sacado una nota de prensa de lo más escueta, pero también de lo más correcta, en la que viene a decir algo así como que los reglamentos están para cumplirlos y a continuación copian literalmente el contenido de los artículos implicados en el caso. Para los que controlen el francés... al idioma me refiero, no sean mal pensados.... je,je,je,je... aquí les dejo el enlace al texto de la citada nota de prensa: PIPA.

Como norma, la suelta no parece que haya sido excesivamente dura, pues las palomas de cabeza han volado a más de 1.600 m/m.