jueves, 19 de junio de 2014

Carne de perro

Seguro que les sonará la frase popular de "... es más malo que la carne de perro..." y eso es justamente lo que me ha venido a mí a la memoria cuando, a pesar de las recomendaciones de mi médico, he entrado anoche en columbacanaria.com, popularmente conocida como el "Sálvame de Luxe de la colombofilia canaria", y he leído los comentarios de algunos personajes que se alegran y en algunos casos se burlan de que aun no se hayan recibido palomas de las sueltas que se acaban de realizar desde la costa marroquí... joooer!!!!!!!!... no es que me sorprenda, pero no puedo dejar de sentirme afectado por esas formas de actuar. Sé que son gente que no vale nada, que en muchos casos son tan poca cosa que ni siquiera se atreven a firmar con su nombre lo que supuran desde el refugio de sus teclados, pero... ¿por qué han tenido que acabar dentro de nuestra afición?... ya podían haber criado cerdos o plantar cardos... que sé yo. Cada vez que leo a esos personajes pienso que nuestra colombofilia, tanto la de Canarias como la que veo por estas tierras peninsulares, se ha convertido en refugio de una serie de personajes que ya habrían sido expulsados hace mucho tiempo de cualquier otro deporte... pero aquí estamos tan escasos de "simpatizantes" que tenemos que tragar con toda la basura que tiran en el resto de nuestra sociedad. Cuando hablo de expulsiones no pienso en la vía disciplinaria, que mi experiencia personal me ha demostrado que es lenta, mala e injusta... porque trata igual a los que pegan y a los que recibimos, sino en la vía de las urnas. Muchos de estos "iluminados" son actualmente presidentes de sus clubes o asamblearios federativos... nos lo ponen fácil... hay elecciones este año... no los voten más,  por favor, por el bien de la colombofilia canaria. Necesitamos una limpia urgente, en todos los bandos, en todas las Islas... Cambiemos la carne de perro que tenemos de sobra y saquemos unas buenas criadillas de toro, para tomar el timón de esta nave que se va al carajo sin posibilidad de salvación. Recuerden, además, que los presidentes de clubes se sientan como miembros natos de las federaciones insulares y copan casi el 50% de los votos de la misma. Sanear los clubes es clave para limpiar las Federaciones. No hay otra.

Con todo esto que acabo de "largarles" no quiero en ningún caso defender a los organizadores de las citadas sueltas, más bien al contrario. Pienso que la han cagado mucho y bien... han pecado de todo lo que se puede pecar, pero especialmente de soberbia, porque era evidente que tras esa paliza de enceste y "reclusión" o esas palomas son de acero o era una misión suicida soltarlas a mil kms. de casa. Insisto, en nuestra afición cada vez quedan menos colombófilos, menos competidores, menos gente ilusionada, menos campeones... y hay  más egoístas, más vanidosos, más dictadores, más mesías... en fin más "carne de perro".