sábado, 12 de abril de 2014

Papeles, papeles, papeles...

Últimamente, a raíz de haberse celebrado la final de diversos derbys, se han publicado muchos pedigrees que, la verdad, viéndolos tan repletos de "palomas rimbombantes" y de "grandes nombres" de la colombofilia, te abren el apetito comprador, pero enseguida el "angelito bueno" se me aparece sobre el hombro y me recuerda... "los nombres no ganan sueltas", "si sus padres no volaron, ni sus abuelos tampoco... qué te hace pensar que sus hijos sí lo harán", "los papeles tampoco ganan sueltas", "los hijos se parecen mucho a los padres, pero no tanto a sus bisabuelos", "hasta las mejores parejas dan pichones mediocres", "la cotización de las palomas se gana en la cesta", "los pedigrees no vuelan más de un metro"... para que no quede la cosa tan abstracta les pongo un ejemplo de lo que quiero decir con toda esta filosofía de "todo a 100". Si vas a casa de un grande de verdad, como puede ser Jos Jossen, y te llevas un pichón de su reproducción no te dará  más que esto:


Un cachito de papel con poco más que unos cuantos números de anilla, porque, hay una norma que no suele fallar... los realmente grandes trabajan en silencio y dejan que sean sus éxitos los que hablen por ellos. En todo caso, si a Jossen le pides un poco más de información sobre el pichón en cuestión, no te hablará de viejas batallas ni de fortunas pagadas en PIPA, ni de los records obtenidos por el bisabuelo del pichón, simplemente te mostrará cosas como estas... Los demoledores resultados que ha obtenido, en este caso, el padre del pichón:


Clasificación del As paloma Ruta del Ródano (el padre del pichón quedó segundo)
Y aquí vuelve a aplicar lo que decía Vanlint en el comentario anterior, este hijo de toro, es un ternero que fácilmente podrá convertirse en una buena vaca.... je,je,je,je,je