martes, 4 de marzo de 2014

No falta nada

En cuatro días tendremos la primera recogida del año (en Gran Canaria), para soltar nuestro primer concurso social desde Jandia (Fuerteventura) el domingo nueve de marzo. La emoción es la misma de siempre, aunque este año todo ha sido muy diferente. La última vez que he visto a mis palomas fue hace ya diez días y no las volveré a ver... a las que regresen... je,je,je,je,je... hasta el próximo domingo. Estoy tranquilo porque están bien atendidas, comiendo como deben y volando como nunca, pero, ya saben,... el ojo del amo engorda al caballo ;)

Desde Punta de Jandía a mi palomar hay unos cien kilómetros o poco más, pero, como siempre, no hay confianzas que valgan, porque la primera suelta del año siempre suele dar sustos cuando se vuela sobre el mar, nada que ver con lo que estoy viviendo por estos lares peninsulares. El fin de semana pasado estuve esperando las palomas de un compañero en el primer concurso de mi club de Madrid. Las palomas se soltaban desde Oropesa (Toledo) lo que a mi palomar de Madrid serían unos 175 Kms. Había que verlo para creerlo... estaba en un palomar que empieza a competir este año y que sólo encestaba pichones, pero así y con todo las palomas venían como rosas, las primeras por encima de los 1.700 m/m (algo más de 100 Kms. por hora) y sin apenas pérdidas, pero ahí no acaba lo bueno, esas palomas que a mi me impresionaron, por la velocidad que hicieron y por lo "fáciles" que venían, no fueron ninguna de ellas capaces de entrar entre las cien primeras del club. La ganadora de la suelta hizo una velocidad de 1.830 m/m (108 Kms/hora). Joooerr... ¿qué voy a hacer con mis "caracoles" entre tanto bólido?... Habrá que esperar a que lleguen las cuestas... je,je,je,je,je.