martes, 18 de febrero de 2014

Reflexiones belgas

Este fin de semana volví a visitar la Meca de la colombofilia. Otra vez rumbo a Bélgica. En esta ocasión con la idea de conocer la exposición de Fugare. La feria no estuvo mal, pero, bueno, que quieren que les diga... una vez que has estado en Kassel, mejor no ir a ninguna feria más, pues todas te van a parecer chiringuitos de pueblo... y Fugare no fue una excepción... je,je,je,je. En cualquier caso, en esta vida de todas las experiencias se pueden sacar conclusiones... ya sean buenas o malas. A modo de resumen, les cuento las mías durante este nuevo viaje colombófilo:
  • Vivir en Madrid es una putada en muchos aspectos (esta mañana estábamos a -2ºC), pero a la hora de las conexiones aéreas es un lujo. Salimos de la Capital a primera hora del sábado y en 1,5 horas estábamos desayunando con nuestros amigos belgas en Courcelles. El domingo aprovechamos el día a tope en Bélgica y cerca de las nueve de la noche regresamos a Madrid. Es decir, un fin de semana exprimido al máximo y por menos de 70 euros... que gustazo.
  • Encontrar a belgas u holandeses comprando palomas en estos eventos es casi imposible. Todos los que rondan a los vendedores son siempre turistas... por algo será. En mi opinión, el 90% de las palomas que vimos allí eran de puro saldo. No vi ninguna paloma que pudiera quitarle el hueco a una de las de mi palomar y que no se entienda mal, que no quiero decir con esto que las mías sean muy buenas, sino que lo que allí se vendía no daba la talla. Así y con todo muchos stands liquidaron todo su stock antes de la hora de cierre. Entre todos los vendedores siempre me llama la atención la gente de Eijerkamp. Ofrecen decenas de pichones y siempre por encima o rondando los mil euros, lo que no impide que vendan casi todo lo que llevan con tremenda facilidad. Su gente no paró durante todo el día de sacar palomas del almacén para reponer lo vendido.
  • Parece que a los belgas tampoco les dice gran cosa el tema de las exposiciones de palomas "show". Con diferencia fue la parte menos visitada de toda la feria.
  • En cuanto a precios y surtido de productos hay que reconocer que la cosa estaba bastante bien. Como siempre les digo, los precios que sufrimos en España y concretamente en Canarias no tienen nada que ver con la realidad de la colombofilia europea, ni con el precio de coste de las cosas... por mucho que algunos nos quieran convencer de que lo contrario. Este tipo de eventos son ideales para irse con la lista de la compra de todo el año.
  • En el aspecto social es donde mayor éxito obtuvo Fugare. Para los amantes de "cazar famosos" con su cámaras allí estuvieron presentes, entre otros: Gerard Koopman, Gaby Vandenabeele, George Carteus, Marcel Sangers, Emiel Denys, Jos Engels, Silver Toye, Marc Pollin, Chris Harchies, Ulrich Lemmens, J.J. Baleau, Sonia van der Maelen, Batemburg, Chris Hebbercht, etc.
  • No hay nada como visitar buenos palomares para reconciliarse con la colombofilia. Tras salir de la feria con la extraña sensación de que aquella no era la colombofilia que a mi me gustaba ni en la que creo, visitar palomares como los del amigo Sibille me hicieron volver a cogerle el gusto a las palomas. Como siempre, palomas de primer nivel y con un cuidado excelente.
  • Ver a cerca de treinta parejas criando una ronda de pichones que estaba totalmente vendida a China, por un precio con muchos ceros, impresiona sobremanera y te hace recordar las grandes diferencias que hay entre su colombofilia y la nuestra. Esa impresión se me acrecenta cuando pienso que yo me he llevado veinte pichones de ese palomar "por toda la cara"... eso habla de la buena amistad y calidad humana a raudales que destila el amigo Sibille.
  • Llegar a Bélgica y que tu anfitrión haya ido a la fresca a buscar pan recién hecho y croasanes calientes para que podamos desayunar nada más llegar... no tiene precio... je,je,je,je.
  • Comprobar que aun pasado el tiempo sigo estando entre los primeros puestos del ranking de bebedores de Chimay Blue en el club de Marbaix La Tour... me sigue emocionando... je,je,je,je,je. A colombófilo me ganan de paliza, pero a cervecero... los machaco.
  • Verte en medio de Bélgica y oír como suena el nombre de tus amigos en la entrega de premios del Campeonato Mundial de Derbys es algo que emociona... y mucho.
Como pueden comprobar, un dar de días bien aprovechados y que dieron para mucho. Ahora... a ir pensando y planificando el próximo viaje belga ;)

De entre todos los campeones que habían en Fugare, yo tenían claro con quien quería hacerme una foto 
Con el "Pau" de Thierry Sibille.
El "Pau" es el 26º de toda Bélgica en el ranking elaborada por PIPA
agregando las clasificaciones nacionales de las dos últimas ediciones de la suelta de Pau.
Dos de sus hijos están ahora en mi palomar. 

1 comentario:

Carlos PC dijo...

Leer esta entrada y pensar "joer, que envidia"... jejeje