miércoles, 22 de enero de 2014

Un bonito sueño

Estaba casi recién llegado a Madrid cuando charlando con un colombófilo local salió el tema de la poca "visibilidad" que la colombofilia tiene en nuestro país. Mi interlocutor, que no es español, me hablaba de cómo son las cosas en su país y achacaba nuestro "problema" a que estamos aislados del resto de la colombofilia europea en lo que a competiciones se refiere y que nos vendría de perlas, para "revalorizarnos" de cada al mundo exterior, colombófilo o no, el participar en algunas de las sueltas míticas a nivel internacional que se celebran por toda Europa. Él ya tenía la idea madura y había analizado el kilometraje de las grandes sueltas internacionales, llegando a la conclusión de que el Marsella era lo que mejor se podría adaptar a nuestra colombofilia. Ahí me tocó la fibra sensible, pues Marsella es una de mis pruebas favoritas, después de saber lo que tienen que luchar las palomas para llegar a casa en dicha suelta. Como la idea me pareció interesante, le comenté que, en mi opinión, ese "sueño" no era difícil de hacer realidad.... bastaba con llamar a la gente del CFW y decirles que eramos uno locos con palomas que queríamos llevar a nuestros bichitos a "pelear" contra las suyas en el Internacional de Marsella. Lleno de ilusión por este nuevo reto, según llegué a casa le mandé un mail al presidente del CFW y la respuesta no se hizo esperar... y fue mucho mejor de lo que nunca hubiera soñado. Estaban encantados de que participáramos en el Internacional de Marsella. Le pareció una idea fabulosa y, casi sin darme tiempo a poner los pies en el suelo, me informó que ya lo había comunicado a la Federación Nacional Belga y a la FCI... y ambas daban su OK. Joooeer... era muy bonito para ser cierto. Llamábamos a la puerta de una grande de la colombofilia y no sólo nos la abrían de par en par sino que nos decían que pasáramos al salón y no sacaban unas birras para recuperar fuerzas. Lo siguiente fue ir a Bélgica para ponernos cara... después de tantos mails intercambiados. En esto, una vez más, el tener buenos amigos en Bélgica nos sirvió de muchísima ayuda y nos allanó el camino sobremanera. Allí estaba yo... un "prigao" de la colombofilia sentado a la misma mesa que el presidente del CFW negociando la participación española en el Internacional de Marsella.... Dios, era bonito, la verdad. Además, nos los ponían todo muy fácil. Todo eran atenciones para con nosotros. Incluso se ofrecían a venir a recogernos las palomas a España.... uffff!!!!! que gozada. Durante toda la charla, en la que, entre otras cosas, me contó "los millones" de controles que tendríamos que efectuar sobre las palomas para garantizar la limpieza del concurso, había sobre la mesa una caja de cartón grande, que yo miraba sin saber lo que sería... hasta que mi anfitrión me indicó que aquello era para nosotros... era toda la documentación y los formularios necesarios para la inscripción de los colombófilos y palomas en la prueba... ya los tenía preparados a casi un año vista de la prueba y me los daba para que los tuviera en mi poder cuando se empezara a mover todo el proceso de inscripción. Pues nada, acabó la visita y ahí que me vuelvo yo para casa con mi cajita, como si fuera un regalo de Reyes.... Esto fue a principios de octubre del pasado año.... y como los sueños suelen ser sólo fruto de nuestra imaginación y al final toca despertarse para ir al curro... el pasado diciembre nos despertaron a nosotros de nuestro bonito sueño... y, como no podía se de otra forma, fue una federación la que vino a hacer de despertador. La federación nacional belga, a pesar de que inicialmente nos había dado el visto bueno, ahora decía que vetaba nuestra participación en la prueba y, evidentemente, el CFW aunque nos quería como hermanos, no podía arriesgarse a organizar una prueba sin contar con el visto bueno de su nacional. Yo, ante esta respuesta tan inesperada, y como soy de los que veo indios detrás de cada arbusto... lo primero que pensé es que la RFCE había querido ser la novia en la boda y el niño en el bautizo, una vez más... y como esta era una iniciativa privada, donde la RFCE ni estaba invitada ni se le iba a consultar nada, pues habían pataleado y le habían pedido a su homóloga belga que no nos dejaran volar en su país. Tras algunas consultas, pude contrastar que esta teoría "conspiranoica" mía no tenía base alguna y, por una vez y sin que sirva de precedente, la RFCE no había venido a pisarnos el charco. Escribí a la gente del CFW y ellos me remitieron directamente la respuesta de la nacional belga. Era un mail escueto. Nos daban la patada y punto, sin aclarar nada. Tras dar un par de vueltas, conseguí los mails de varios responsables de la nacional belga y les escribí quejándome del trato que nos daban... y llorando también un poquito... je,je,je,je,je... por ver si se les ablandaba el corazón. Tardaron en responder varias semanas, pero finalmente "argumentaron" su decisión, pero con un argumento "penoso", muy de federación y con eso creo que les dejo claro a que me refiero. Simplemente argumentaban para dejarnos fuera que lo hacían por nuestro bien, mejor dicho por el bien de nuestras palomas, las cuales lo iban a tener muy complicado para llegar a casa volando en una dirección casi perpendicular al resto del bando y que su misión como federación nacional era velar "por la protección de la paloma mensajera". Bueno, que quieren que les diga... pasteleo puro. La verdadera razón es la de siempre... el politiqueo, el "frentismo" reinante en nuestra afición, sea el país que sea, el eres de los míos o eres del bando contrario. Seguro que recuerdan lo que ya escribí aquí hace algo más de un año, cuando la nacional belga quería sacar del calendario competitivo las sueltas de la "Ruta del Ródano", diciendo que las palomas sufrían mucho, que el ministerio de ganadería había pedido su prohibición... y luego resultó que todo era mentira y el propio ministerio sacó un comunicado diciendo que ellos no se oponían a la Ruta del Ródano... y la nacional belga tuvo que tragar y meter a Marsella, Orange y Montelimar en el calendario. Este año la nacional volvió a la carga contra estas pruebas... porque quienes las organizan son, por así decirlo, "la oposición" al actual grupo gobernante en la federación nacional. Consiguieron dejar fuera Orange, pero no pudieron tocar una institución como el Marsella. En vista de que la eliminación directa de la prueba les fue imposible, decidieron usar tácticas más sutiles y han apostado por intentar ahogarla poniéndole chinitas en el camino... como el impedir que se aumente el número de países participantes en la prueba y ahí estábamos los españoles para pagar el pato de esta guerra federativa. ¿Qué se apuestan a que ninguna autoridad belga dedicada a la protección animal ha tenido participación alguna en nuestra exclusión?.

En cualquier caso, no pierdo la esperanza de que en años venideros podamos ver palomas españolas en esas clasificaciones internacionales, junto a las del resto de competidores actuales. En 2015 volveremos a la carga.

Por cierto, ¿ustedes cómo lo ven?.... porque aquí lo hemos movido cuatro locos y, a lo peor, luego los españoles no quieren mandar palomas a volar contra los europeos. Cualquier idea o sugerencia será bienvenida.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mucha gente quere competir en sueltas importantes(Marsellia) de gran fondos pero no tiene palomas para estas sueltas ...

Gustavo Medina González dijo...

La pena es que a nosotros ni siquiera nos dejaron saber si tenemos o no palomas para esa competición.
Saludos,
Gustavo