miércoles, 22 de enero de 2014

Se me hacer raro...

Se me hace raro ver llover tanto como llueve por aquí estos días... y que mis palomas no se mojen... je,je,je,je,je... pues ya están casi todas acomodadas en el nuevo palomar y las que aun no lo están permanecen en la "parte seca" del antiguo. Por fin, mi colombofilia por Madrid empieza a parecerse a la que vivo en Canarias... las palomas "se cuidan solas" de su salud y uno simplemente se tiene que dedicar a ponerlas en forma, aunque, en mi caso, aun me quedan muchos meses para empezar a competir. Si lo previsto se cumple tal como lo hemos ido hablando últimamente en el club, probablemente, este año tendremos competición de pichones del año en los meses de septiembre u octubre y, por tanto, ahora lo que toca es poner "en forma" a los reproductores para que se pongan las pilas y empiecen a criar a los próximos viajeros de otoño. De primero... un saquito de cebada para limpiar el tránsito intestinal de todo lo que puedan haber pillado tras vivir varios meses "en medio de un pantano".

Aquí les dejo unas fotos de los alrededores del nuevo palomar... si ahora no me regresan las palomas no podré decir que es porque no les guste el sitio donde viven, porque la zona es preciosa ;)