domingo, 8 de diciembre de 2013

Un clásico

En colombofilia hay varios temas que son clásicos y reiterados en todo "debate de bar" que se precie. Uno de ellos es el intentar ordenar estas tres variables según su importancia a la hora de competir decentemente con palomas... palomar, palomas y método. Yo, como la mayoría, unos día ponía primero una y otros días ponía otra, pero, desde que me he mudado a Madrid, ya la duda no es tal. Lo tengo más que claro... lo primero y más importante... el palomar. Sin un buen palomar... bueno para las palomas, no para nosotros... ya que, a veces, lo que para nosotros puede parecer una chabola para ellas está de cine y viceversa, no hay nada que hacer. No vean lo que me está costando mantener aquí las palomas sanas, especialmente los pichones, por no tener un palomar "correcto". Los botes de medicamentos, que en el palomar de Canarias se apilaban en las estanterías y caducaban uno detrás de otro, aquí se consumen como golosinas y las palomas siguen igual... dos días bien y tres mal. Esta semana voy a visitar un posible nuevo emplazamiento para mis palomas... la ilusión renace y ya estoy haciendo planes para la cría del 2014... je,je,je,je... sin ni siquiera haber visto aun el sitio ;)