sábado, 2 de noviembre de 2013

Nuevos planes

Dice la sabiduría popular que el hombre propone y Dios dispone. Yo no estoy seguro si por ahí arriba habrá un Dios que se ocupe de nosotros, pero sí tengo claro que los planes a veces no salen como uno los tiene previstos y, por eso, siempre hay que saber rehacer la estrategia sobre la marcha y buscar nuevas alternativas y alicientes. En mi caso, viendo que la opción de volar en Madrid durante el 2014 se me empieza a complicar, por diversos motivos que no vienen al caso, y para evitarme un año de abstinencia que sería muy duro de pasar... estoy pensándome el volar el año próximo en Canarias, con los viajeros que aquí me han quedado. La alternativa no es ideal, eso seguro, pero en este momento creo que es la mejor opción que tengo disponible. Esto me servirá no sólo para mantenerme en activo, sino también para evitarme el mal trago que me iba a suponer el tener que malvender muchos de mis viajeros más veteranos. Palomas que se lo han ganado todo en la cesta y que tendrán un año más por delante para seguir demostrando lo que aun les queda por volar. Inicialmente, había pensado en llevármelos para Madrid e intentar educarlos allí, para competir en el nuevo palomar, pero analizándolo fríamente es una tarea que no puedo afrontar ni por tiempo ni por coste económico. Sin duda, será un reto bastante importante, porque yo estaré en Madrid casi todo el tiempo y mi tío en el palomar. Vamos a ver cómo conseguimos hacer funcionar esta nueva fórmula de trabajo. Ya les iré contando más detalles al respecto.