lunes, 18 de noviembre de 2013

Buenas vibraciones

Supongo que la expresión de "tener buenas vibraciones" les será familiar a todos. Es esa sensación que, sin saber por qué, te hace sentirte bien, estar a gusto en un sitio, confiar en una persona, creer que nada malo te puede pasar... y muchas otras percepciones positivas, sin que para las mismas encuentres una base sólida que se pueda ver o tocar. Por pura lógica... cuando todas esas sensaciones en lugar de ser buenas se vuelven malas, hablaríamos de "malas vibraciones". Esto llevado a la colombofilia es lo que yo he podido vivir en menos de veinticuatro horas... ayer domingo, en mi palomar de Canarias, se me "volaron" un par de horas simplemente sentando viendo mis palomitas. Cogiendo alguna. Revisando la muda. Planeando la próxima campaña. Imaginando lo que podría hacer tal o cual macho... en fin, disfrutando con lo que a uno le gusta... buenas vibraciones en estado puro. Luego, hoy lunes, llegué a mi palomar de Madrid... donde sigue lloviendo más dentro que fuera... y eso supone, con lo que ha caido este finde, agua corriendo por todos lados, paredes empapadas, suelo pringoso, palomas echas una sopa... y varios pichones muertos... en resumen, muy, muy mala vibraciones... pero de las malas, malas. Mientras el día anterior dos horas se me habían pasado sin notarlo... aquí, después de secar todo lo que pude, limpiar el "pastel" y dejar a las víctimas en el cubo de la basura, tiré de vuelta para casa... sin estar ni media hora en el palomar... y se me hizo eterno. Demasiadas malas vibraciones... y a mi no me gustan nada las malas vibraciones, porque en esto estamos para disfrutar todo lo posible y más... quiero "Good vibrations"... como las de los "Beach Boys".... je,je,je,je.