domingo, 4 de agosto de 2013

¿Todoterreno?

Además de buscar pócimas mágicas, como comentaba en mi anterior post, otra cosa que gusta mucho a los colombófilos es el tema de las palomas "todoterreno", las que son capaces de volar en cabeza en toda clase de pruebas. Este es un tema que aparece de forma reiterada y periódica en todos los foros colombófilos. Al principio, yo intentaba rebatir algo que, en mi opinión, es una quimera, el que existan ese "chollo" de palomas... salvo en muy contadas excepciones, pero ya es una guerra que he dado por perdida.... je,je,je,je. A pesar de lo cual, no me resisto a recomendarles la lectura de este muy buen artículo del amigo Pablo Suárez al respecto de este tema, en el cual creo que se dicen verdades como puños y con las que coincido plenamente. El original del artículo y muchos otros más los tienen en el Blog de Pablo: www.elrincondepablo.com

Esto es lo que dice el artículo sobre los supuestos "all-rounds":

¿PALOMAS ALL ROUND?

La temporada finalizó. Estamos sumidos por estas fechas, por una cuestión puramente colombófilo-estacional pero también por el efecto aplatanamiento que produce el calor, en niveles paupérrimos de actividad colombófila. Se aprecia en los diferentes foros, en el día a día con compañeros, y lo aprecio en mi mismo. La colombofilia amenaza con desaparecer por estas fechas. Aunque afortunadamente tan sólo es un espejismo propio de estos meses.
Me permito un breve paréntesis en mi particular aplatanamiento. Hoy os traigo una vieja convicción que produce siempre eternos y acalorados debates. "Las palomas all round". Palomas "3 en 1". Palomas sorprendentes que solucionan la vida del que las posee dada su gran versatilidad. ¿Existen dichas palomas? En mi opinión, cuentos chinos.
Si uno reflexiona en el fondo de la cuestión llega rápidamente a la conclusión de que ese tipo de palomas no existen. Si no es así, trataré de esbozar mis argumentos para desmontar la existencia de ese tipo de animales privilegiados.
Personalmente opino que tan sólo hay dos posibilidades que abracen la idea de su existencia. Una, que dichas palomas desarrollen su potencial en una línea de vuelo “blanda” donde todo sea posible. Dos,  que la competitividad sea baja y que el que lo consiga sea un extraordinario colombófilo. Sólo así concibo palomas que sirvan para todo. 
Para mi no hay discusión. Dicho lo cual, si creo que un animal en concreto nos tape la boca. Aunque contemplo esa posibilidad únicamente como algo meramente excepcional, y desde luego no aplicable a una familia de palomas.
La colombofilia ya no es como la de antaño, la de hace 40 años, la del cuchillo y tenedor de madera. Hoy estamos de lleno en el mundo de la especialización, donde la igualdad es enorme, y donde con nuestro vehículo de toda la vida no nos vale para ir compitiendo en todas las distancias. Todo es entrenable, pero hay cualidades innatas que se llevan dentro. Un atleta de marathon, un keniata, etíope lo lleva dentro. Es su genética, su naturaleza. No se discute. Tienen una capacidad especial para correr más kilómetros que los demás. De hecho en este tipo de carreras los atletas europeos se pelean por ser el "primer blanco" en cruzar la meta.
Con la velocidad, y al margen de la química, más de lo mismo, existen países y razas mas predispuestas para triunfar en esa disciplina. Paises como Jamaica, Afroamericanos, etc, tienen toda la genética de su parte. No veréis atletas blancos en los primeros puestos.
Ambos, fondistas y velocistas son antagónicos en sus formas como no puede ser de otro modo. Me diréis no obstante que estoy comparando atletas humanos con palomas mensajeras. Es cierto, pero los comparo en distancias y esfuerzos similares. Y en cierto modo hay muchas similitudes, aunque también diferencias.
Por una parte, en una carrera de humanos existe la voluntad de ganar. Este elemento no lo hallamos en los animales. Ellos son un reflejo de su cuidador, pero no alcanza ese brillo a semejante aspiración. Y me parece algo relevante en la comparación. Es una gran diferencia. 
También es cierto que la preparación llevada a cabo por los atletas (humanos) es especifica para su especialidad. En cambio con las palomas, al menos en casa, vuelan todas juntas y no podemos intensificar su vuelo a nuestro antojo y necesidades según la disciplina a las que las destinemos. Si disponemos de instrumentos para preparar la paloma para sueltas de velocidad o fondos, pero la velocidad e intensidad del entrenamiento en su vuelo diario, no están entre ellos. 
A pesar de todo eso, en una carrera de palomas hallamos palomas rápidas y palomas de fondo. Palomas que gustan de estar en el primer piquete casi siempre, y palomas que no se las “ve”, y en cambio cuando el numero de horas de vuelo se hace presente, nos descubren sus cualidades. Reconozco no obstante que la preparación tiene mucho que ver en todo lo relacionado con el éxito o el fracaso en sus respectivas disciplinas, pero hay algo que no se ve, la genética que la paloma lleva adherido en su interior y que marca el desenlace final.
Naturalmente que podemos lograr que una paloma de velocidad aguante mas horas de vuelo sostenido. De igual modo que es posible transformar a una exquisita paloma de fondo en una paloma más rápida de lo habitual, pero amigos míos la genética al final y en situaciones extremas se impone SIEMPRE.
Palomas con genética de fondo preparadas con maestría para esas lides, SI. Palomas con genética de velocidad guiadas por su entrenador hacia los primeros puestos de una carrera, TAMBIEN. La combinación de genética  y preparación adecuadas nos conduce inexorablemente al éxito. Tratar de vender humo con la existencia de animales que valen para todo, es al menos osado. 
Vamos a jugar por un instante al “juego de la imaginación”. No me imagino al belga de turno con sus palomas punteras de 400 km, ganando un Barcelona. Ni a una paloma ganando un Ibiza y ganando a su vez un gran fondo de 12 horas de vuelo. Ni me lo imagino ni me lo creo. Si una misma paloma destaca en velocidad y regresa de un gran fondo, es porque dicho gran fondo era un puerto de 3º categoría, o los beneficios de aquel día produjeron tal espejismo. En una paloma de gran fondo seria las palomas de velocidad poco o nada tienen que hacer.
Aquí haré un breve inciso. Recuerdo una conversación con Thoné sobre los Barcelonas y su dureza. Allí tienen claro que si  existe una paloma para los Barcelonas, pero incluso dependiendo de la dureza del Barcelona, hallamos palomas que ganarían un año, y en cambio no figurarían en los primeros puestos en otro. No por una cuestión de aleatoriedad sino de dificultad y por ende de exigencia de unas cualidades y no de otras. Y eso que estamos hablando de un mismo gran fondo que supera los 1000 km y que exige palomas diferentes en función de la bondad del día de la suelta. ¿Que os puedo decir si comparamos velocidad con fondo?
Para entender esta situación debemos situarnos en los extremos puros. Hace ya algunas semanas vivimos la carrera de Oporto. No imagino una paloma puntera de 400-500km regresando de ese Oporto. Ya no hablamos de ganar, sino de regresar. Son dos conceptos diferentes. Y en el supuesto de que dicha paloma lograra la proeza de regresar. ¿Para que la enviamos? Se supone que la paloma que se envia tiene al menos la posibilidad de ganar la carrera donde participa. Las palomas all round deberían ser aquellas que son capaces de ganar, o al menos competir con garantías en todas las distancias. Todo lo que no sea eso...
Siempre habrá alguien que me pueda rebatir lo que os indico, y es del todo lícito, pero si eso es así, si dispone de palomas capaces de ganar o competir en todas las distancias, entonces me remito al inicio de este escrito donde doy respuesta a ese posible hecho. Sólo caben dos posibilidades...

Pablo Suárez Revuelta. 

1 comentario:

Ana Mª Ferrin dijo...

Como vo que le interesan las palomas. Un saludo

Blog GAUDÍ Y MÁS

http://amf2010blog.blogspot.com.es