sábado, 3 de agosto de 2013

Lo único cierto...

Para los que ya hayan acabado con todos los sudokus... o les pase como a mí, que la jefa de la casa los tenga monopolizados y no les deje hacer ni uno... je,je,je,je,je... aquí les cuelgo un poco de lectura veraniega en forma de artículo de Ad Schaerlaeckens. En esta ocasión Ad trata un tema que afecta sobremanera a nuestra afición: la creencia de que existen recetas mágicas que nos harán ser campeones. Basta ver cualquier foro para encontrarnos a miles de "chamanes" que se empeñan en explicarnos qué hay que hacer para criar sólo campeones, para que las palomas entrenen en casa durante cuatro horas o estén sanas e impolutas los 365 días del año. Ciertamente, nunca creo haber visto un ámbito de la vida donde la gente se empeñe tanto en sistematizar todo lo que pasa y por qué pasa, buscando continuamente "algo más" que darle o hacerle a nuestras palomas, para con ello garantizar un resultado que no queremos reconocer que es imposible de asegurar... porque esto no son matemáticas, ni fisica, donde una misma fórmula dará un mismo resultado aquí y en Pekín. Esto es un juego donde animales con pelos "putean" a animales con plumas, que son tan "sanotes" que, a pesar de todo lo que les hacemos pasar, vuelven a casa y, en muhos casos, a velocidades de otra galaxia.

Este es el artículo, cuya versión en inglés la pueden ver en www.schaerlaeckens.com:


Lo único cierto.

Una revista colombófila publicada el pasado mes de abril varios reportajes muy interesantes sobre auténticos campeones de nuestro deporte. Estos artículos suelen gustar muchos a los lectores que, en ocasiones, buscan replicar sus métodos, con la idea de igualar también sus logros, pero imitar a los campeones, aunque suene un poco raro, puede ser una empresa muy arriesgada.

DIRK VAN DEN BULCK.

Uno de los artículos hablaba sobre Dirk van den Bulck. Un palomar pequeño, especialista en velocidad, sueltas que domina sin contemplaciones en su zona. Llama la atención de este palomar el que raramente pierde pichones en sus entrenamientos, lo que, tal como están las cosas últimamente, empieza a ser algo muy poco común, pues la mayoría de los palomares pierden cada día más pichones jóvenes en sus primeros entrenamientos. Según él, su secreto se basa en la dureza de sus entrenamientos y en lo temprano que empiezan los mismos. Cuando aun marzo está siendo muy frío y muchos colombófilos ni siquiera sacan a sus adultos a volar, por lo dura que puede resultar la climatología, v d Bulk ya está entrenando a sus primeros pichones del año, que tendrán por esa fecha unas 10 semanas de edad y pueden recibir durante ese periodo unas diez sueltas de entrenamiento. Después de leer esto, podríamos pensar que lo que hay que hacer para perder pocos pichones es entrenarlos mucho y desde muy pequeños… no sé, no sé…

BOECKX

Hay otro colombófilo que también es conocido por perder muy pocos pichones en sus primeros entrenamientos. Su nombre es Boeckx. En su opinión las pérdidas masivas de pichones que se están produciendo en los últimos años se deben a que la gente empieza a entrenar a los pichones demasiado pronto. Para Boeckx los pichones deben estar es muy sanos y eso es lo primordial. El entrenamiento pasa a un segundo plano en estos primeros meses de vida. El veterinario Gijsbrechts coincide con él.
La “sabiduría popular” suele decir que el entrenamiento frecuente en carretera sólo es útil para lo que juegan en la corta distancia… pero Boeckx casi no entrena en carretera y es un campeón especialista en sueltas de velocidad.

ALGO DIFERENTE

El entrenamiento sobre el palomar suele ser considerado por la gran mayoría como algo extremadamente importante para la condición de las palomas. Algunos no se quedan a gusto si sus palomas no pueden volar dos veces al día, pero Boeckx también es diferente en este aspecto. Normalmente, sus palomas se pasan varios días sin salir a volar, especialmente las hembras, que pueden quedarse casi toda la semana tomando el sol en los aviarios sin volar apenas nada, para luego, en el fin de semana, destrozar todas las sueltas donde participen.


PALOMARES

W de Bruyn siempre cuenta que a él nunca le ha funcionado lo de intercambiar palomas con otros colombófilos. Los demás siempre triunfan con sus palomas, pero a él nunca le ha funcionado ninguna de las palomas de los otros. A pesar de ello, este año volvió a intercambiar algunas palomas con Luc van Mechelen. Así que los dos nos fuimos a casa de Luc a buscar las palomas que se iban a intercambiar y a llevarle las de W de Bruyn. Nos quedamos impresionados al ver la excelente condición que presentaban sus palomas. Según nos contó, está condición extra de sus palomas había “aparecido” desde que reformó los palomares. La reforma había consistido en dejar completamente abierto el techo del palomar. La sensación que nosotros teníamos dentro del mismo era realmente de mucho frío y el viento nos cortaba la cara.
¿Entonces qué…?. ¿Tendremos que hacer los palomares muy abiertos para poder ser campeones?. Mejor esperen que les cuento algo más…
La revelación de estos últimos años es Bert Vanden Berghe, de la región de Flandes. Es un tipo joven, recién llegado a la colombofilia, pero que han empezado de una forma sensación, incluso a nivel de los grandes nacionales. ¿Cómo puede haber llegado a ser tan bueno en tan poco tiempo?... Por supuesto teniendo buenas palomas, pero también gracias a su excelente palomar. Su palomar es seco y cálido, sin nada de ventilación... por ninguna parte. Nada de entradas o salidas de aire.
Entonces, ¿qué es lo bueno y qué es lo malo al construir un palomar?. Ustedes me dirán.

UNA CENA INTERESANTE

El otro día fui a cenar con los campeones G. Vandenabeele, R Cools, Vanden Berge, de Bruyn, de Smeyter y con el veterinario y colombófilo Henk de Weerd. Cuatro horas estuvimos hablando de palomas… y fue interesante, pero les tengo que reconocer que no me sirvió para aprender nada al respeto de nuestra afición y les explico por qué.
-  Algunos veterinarios dicen que la vacacuna del paramixo debe ser siempre inyectable y no usar nunca “la de pincel”. En cambio de Weerd considera que esto no tiene base científica alguna y que incluso “la de pincel” es mejor que la inyectada.
- Andre Roodhooft es uno de los grandes campeones que ha perdido totalmente la fe en dar té a sus palomas, en cambio Vandenabeele piensa que es imprescindible. André comenta que él ha logrado excelentes resultados con palomas que tenían los pectorales totalmente azules, condición en la que muchos jamás hubieran encestado una paloma.
- Muchos veterinarios consideran que lo más temprano que se debe vacunar a un pichón contra el paramixo es a los dos meses de edad. H de W dice que lo mejor que se puede hacer es vacunar en el destete y luego una segunda vez, casi al empezar la competición.
- Salmonela. Este es uno de los temas más debatidos actualmente. Especialmente en lo que respecta a la conveniencia de vacunar o no. Los veterinarios Schroeder y Herbots, entre otros, recomiendan fervorosamente el que se vacune contra la salmonela. En cambio, otros veterinarios como pueden ser de Weerd and Gijsbrechts dicen que la vacuna es inútil. De Weerd y también Schroeder defienden que las palomas que sufren salmonela se pueden curar completamente y regresar a la competición a pleno rendimiento. Otros veterinarios niegan están opción e insisten en que deben eliminarse las palomas infectadas. Baytril y Dicural se supone que son las mejores medicinas para estos casos.
- Nadie puede negar que  Ludo Claessen fue un gran competidor. En su opinión, la comida no era relevante en los resultados de las palomas. Muchos otros están de acuerdo con él y dan siempre la misma comida a las palomas durante todo el año. Por el contrario, Rik Cools y Gaby creen en la teoría de añadir un extra de energía a sus palomas cuando las mismas van a participar en sueltas largas y duras.
- Personalmente, no he tratado mis palomas contra tricomonas desde hace muchísimos añor. Pienso que mi clave para no tener problemas de tricomonas es el ajo en los bebederos. H de Weerd defiende que el añadir ácidos en el bebedero para prevenir tricomonas no tiene sentido alguno, mientras que otro veterinario como Herbots cree ciegamente en ello.

Y AUN HAY MÁS…

Muchos colombófilos extranjeros cuando compran palomas belgas se fijan en que sus anillas empiecen por 6, lo que quiere decir que provienen de la provincia de Amberes. Gaby Vandenabeele y Rik Cools entienden como lógica esta práctica si lo que se buscan son palomas de media distancia, pues para eso Amberes es imbatible, pero resulta que muchos de los compradores son orientales que sólo disponen en su país de sueltas de pichones y sueltas de velocidad. Para sueltas más largas de 600 kilómetros y con velocidades menores de 1.200 mpm, Gaby Vandenabeele y Rik Cools recomendarían buscar palomas en la zona de Flandes. Vandenabeele opina que la competición en Holanda y Alemania es  menos fuerte que la belga, pues los primeros encestan siempre todas sus palomas, mientras que el belga solo gusta de encestar lo mejor de su palomar, dependiendo del momento y la suelta a afrontar. Por otro lado, los holandeses y alemanes no tienen muy buena consideración de la colombofilia belga, porque entienden que las victorias que se obtienen ahí son siempre frente a un número muy reducido de palomas.

Como bien dijo H de W después de que hubiéramos intercambiado nuestras opiniones… “Hay muchos caminos para llegar a Roma”.
 
Mi conclusión es que en esto de la colombofilia no sirven de nada los libros de recetas o las colecciones de “frases de campeones” porque lo único cierto es que no hay certeza alguna.