sábado, 8 de diciembre de 2012

Misterios de la economía

Hoy he hecho mi pedido anual de levadura de cerveza líquida. La compro cada año en Alemania, directamente al fabricante. La verdad es que no es un producto barato... me sale la botellita de marras a unos 9.75 euros puesta en la puerta de casa... pero lo cierto es que cunde bastante, así que, de momento, es un gasto del que no tendré que prescindir. Lo que no deja de alucinarme, tras cada compra, es la tremenda diferencia de precio que existe en este producto entre comprarlo en Gran Canaria y comprarlo directamente en fábrica. Si lo compro en un comercio de Gran Canaria, único que conozco en la Isla que lo vende, me "clava" casi 18 euros por botella... siendo exactamente igual que la que me venden los alemanes. Eso son 8.25 euros de margen, lo que corresponde a un 85% sobre el precio de coste... suponiendo que el fabricante me venda a mí al mismo precio que al comerciante, cosa difícil de creer, pues yo me limito a unas pocas botellas al año y él se supone que es un cliente habitual con un elevado volumen de compra. Evidentemente, cada uno puede llevar su negocio como mejor considere... pero me temo que, si siguen por ese camino, acabarán matando la "gallina de los huevos de oro"... :(