jueves, 24 de mayo de 2012

Naturaleza Isleña

Hablaba esta mañana con un amigo colombófilo y éste me contaba que estaba preparando un próximo viaje a Bélgica, para estar presente durante el enceste y la llegada de las palomas de la suelta de Barcelona. Ya metidos en "faena europea" empezamos a "desbarrar" un poco viendo lo diferente que es aquella colombofilia de la nuestra. Volvió a salir, una vez más, un tema ya clásico en estas situaciones... ¿por qué ellos pueden soltar 20.000 palomas juntas de seis o siete países diferentes y nosotros, si nos dejaran, soltaríamos separados por clubes hasta en las sueltas de la costa africana?. Este amigo me dijo una frase que me pareció demoledora... "...es que esto es parte de la naturaleza del canario... preferimos comprar las cosas fuera, que fabricarlas nosotros mismos... buscamos en Europa la paloma que ha ganado a decenas de miles, para meterla en nuestra reproducción, pero rechazamos "fabricar" esa misma paloma en nuestras Islas, cuando creamos "micro-competiciones" de 200 ó 300 palomas, en lugar de instaurar nuestras propias sueltas de miles de palomas".

No sé si eso será por ser isleños, canarios o que sé yo... pero la verdad es que es una pena el no poder ver una suelta de esas características en un marco competitivo tan espectacular como son nuestras Islas Canarias.