jueves, 24 de mayo de 2012

Efecto Vilanova

Seguro que los amantes del fútbol saben de lo que les hablo. El "efecto Vilanova" consiste en que, estando uno tan tranquilo, disfrutando de lo que le gusta, llega un capullo... y, a traición... sin avisar, te mete el dedo en el ojo. No te mata... pero jode. Yo llevo sufriendo este síndrome en mi club, el del expediente, desde hace años, pero, lo de esta semana ya bate récords. Por suerte, entre los socios del citado club aun quedan buenos amigos y gente legal... que no están dispuestos a tragar con las tropelías de esta gente.

Por mi parte, ya pueden tener claro que este que escribe tiene aguante para eso y para más... así que ya pueden buscarse otros "métodos de presión" más drásticos... je,je,je,je,je,je... porque, con tonterías como el ya famoso "burofax" (sin duda, la frase de moda entre los colegas, a poco que alguien te diga que "no" a algo, es... "oye, que te mando un burofax"... je,je,je,je,je) y lo que han intentado hacerme en estos días, no van a conseguir que me vaya para casa... je,je,je,je,je.

Como ponía en otro comentario hace meses... sin duda, nos iría mucho mejor a todos... si algunos follaran más y jodieran menos... la frase no es mía.