------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

martes, 7 de abril de 2020

Lo que queda de nosotros...

Gracias a la información que publica la RFCE en relación a número de colombófilos que integran actualmente el censo electoral y aún teniendo en cuenta que en el mismo no se incluyen todas las licencias existentes, pues se excluyen teóricamente a los menores de edad y a los que tienen licencia abierta pero no han competido en los últimos años (dos colectivos que entiendo que no son especialmente significativos en cuanto a su número), hay que cosas que no dejan de llamarme poderosamente la atención: 


  • Los representantes de la autonomías "grandes" representan a 1.937 colombófilos y eligen a ocho asamblearios (1 asambleario por cada 242 licencias), mientras que los "pequeños", aunque suman casi 1.100 licencias (1.084) sólo pueden elegir cuatro asamblearios (1 asambleario por cada 271 licencias). De esta forma las autonomías "principales" se garantizan sus sitios en la Asamblea General, mientras que el resto de regiones deben pelearse entre sí para tener voz en la Asamblea por parte del estamento de deportistas.
  • Los jueces, siendo sólo 28 a nivel nacional, van a sentar en la Asamblea Nacional a tres de sus miembros, casi los mismos que eligen los 1.084 colombófilos que vivimos en la España Colombófilamente Vaciada... je,je,je,je. Con esto se explica el por qué se convocan tan pocos cursos de jueces nacionales y por qué sobre los resultados de los mismos siempre sobrevuela la sombra del pucherazo. Al poder establecido le interesa sobre manera controlar quiénes acceden a la categoría de juez nacional, no sea que por ahí se les pueda colar algún topo "no deseado".
  • Vamos ahora al caso de mi tierra. Canarias tiene actualmente en el censo nacional 774 colombófilos, de largo seguimos siendo la región con más afición de toda España y eso sin tener en cuenta que fácilmente hay un 50% de colombófilos de mis Islas que no sacan licencia nacional. Esto, que por un lado me alegra, también me entristece... porque es una pena que con ese potencial competitivo, que en su día nos colocaba en el mismo ratio de colombófilos por cada 100 habitantes que Holanda, sigamos siendo el tercer mundo de la colombofilia. Compitiendo con estructuras de hace 100 años y con dirigentes más dignos de regentar un club de carretera que un club colombófilo.  Una auténtica pena y con pinta de seguir así o incluso empeorar en el corto/medio plazo.
  • Siguiendo con Canarias... me gustaría mirar un poco al pasado. Estas eran las licencias que teníamos a finales de 1987  (hace algo mas de treinta años):
Foto cortesía de Pablo Suárez

  • Los datos totales ya son muy significativos de por sí, cerca de 1.500 licencias menos a nivel de toda España, pero lo de Canarias es demoledor. Pasamos de tener poco menos de 2.000 licencias en 1.987 a sólo 744 en 2020. Aun teniendo en cuenta a los muchos que no sacan licencia nacional en las Islas, el golpe que nos hemos llevado es tremendo. Los culpables de este descalabro, que lógicamente están integrados en los dos bandos en disputa, hace tiempo que deberían estar fuera de nuestra colombofilia (si tuvieran un poco decencia y respecto por esta afición se habrían marchado ellos mismos), pero está sucediendo justamente lo contrario y cada día copan más puesto de poder dentro de la misma. La única que se salva de la quema es la delegación ilegal de la RFCE en Canarias en la que han enchufado como manda más a un tipo que jamás ha hecho nada malo a nuestra colombofilia... aunque también es cierto que tampoco se le conoce que haya hecho nada bueno por ella... je,je,je,je,je... en resumen, un "vegetal 100%" que no sabe distinguir a una mensajera de un colipavo y que se limita a hacer lo que le manda "papaito", como ha hecho toda su vida.
El presidente de la Delegación de la RFCE en Canarias... detrás la mano que lo hace hablar

No hay comentarios: