------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

sábado, 29 de diciembre de 2018

Pedrito y sus picapiedras

Yo, que ya llevo vividas un montón de vivencias surrealistas en mi trayectoria colombófila, creo que la de esta mañana va a ocupar por méritos propios uno de los primeros lugares del escalafón durante muchos años. Les cuento a continuación y con todo detalle lo sucedido, intentando ahorrarme en todo lo posible los adjetivos calificativos... aunque en algunos casos ya verán que son inevitables por lo dantesco de la situación. Esta mañana, aprovechando mis vacaciones en Gran Canaria, pasé por la sede de uno de mis clubes, el Ciudad Alta, para echar un vistazo a la exposición que les comentaba por ahí abajo... esa que oficialmente no tiene organizadores... je,je,je,je. Cuando me acercaba a la entrada del local me encontré junto a la misma a varios colombófilos... todos ellos en general de tendencia "NacionalToledista", como esos que les describía en anteriores posts, trufados con algún que otro alto cargo de la RFCE, que supongo se desplazaron a Gran Canaria para "pasar revista a la tropas" fieles al régimen, cosa que vista la poca afluencia de público no debió de llevarles más de unos pocos minutos. Sin gastarme ni un gramo de simpatía en ellos me limité a dar los buenos días y seguí de largo con dirección a la expo y es aquí cuando se inició la función de esta tragicomedia. Uno de los colombófilos indicados anteriormente, de nombre Isidro Suárez Hernández (hombre fuerte de Toledo en el pasado, gestor de sus finanzas durante años y muñidor de mil iniciativas encaminadas a poner palos en las ruedas de nuestra Federación Regional) se cruzó en mi camino cuestionándome sobre si yo era socio del club y si estaba al corriente de pago... cosa curiosa viniendo de un tipo ajeno a la directiva del Ciudad Alta, que además hoy en día vuela en otro club (el Grupo Colombófilo de Gran Canaria, pareja de baile del Ciudad Alta en su guerra contra la Federación Canaria de Colombofilia) y que mientras estuvo volando en el nuestro no lo vi ni un solo día encestando palomas, cargando cestas o abriendo su reloj... Mi respuesta fue rápida y sencilla, como corresponde a una "bocachanclada" de ese nivel, por supuesto que soy socio y al corriente de pago hasta 31/12/2018... aunque ese dato fuera lo de menos, pues hablamos del acceso a una exposición abierta al público y supuestamente encaminada a "promocionar la colombofilia". El tipo no pudo por más que recular y callarse hasta que le echó un capote el presidente actual del club (Pedro Santana Medina, otro de los fieles vasallos de Toledo, con el que formó parte de innumerables directivas y asambleas regionales, además de ser conocido en los ambientes colombófilos por haber estado sancionado durante años (no estoy seguro si incluso aún hoy en día sigue sin poder volar palomas) por una de las acciones más lamentables que una persona puede llevar a cabo.. y no hablo sólo a nivel colombofilia sino incluso a nivel humano). Pedrito, como es conocido por todos, se encaró conmigo diciéndome que yo ya no era socio del club, que él me había expulsado por hablar mal del mismo y de su persona. Le pregunté qué cuándo se había producido dicha expulsión y cómo se me había comunicado la misma... y como nada de eso se había producido, cambió de táctica y me dijo que, aunque no estuviera expulsado hasta hoy, que él me expulsaba sobre la marcha. Yo sin darle mayor importancia y aguantando a duras penas la risa le pedí que me lo pusiera por escrito y este sujeto, rizando el rizo del esperpento, me largó que no me lo iba a dar por escrito, que me acababa de expulsar por "la vía rápida" (manda huevos), mientras a continuación me volvía a acusar de criticarlo en este mismo blog y de decir de él que era el mayor mal de la colombofilia grancanaria, cosa que le volví a reconocer sin ningún rubor, porque lo pienso con todas mis fuerzas y sus actos lo siguen confirmando cada día. En medio de este diálogo se incorporó al "teatro" el hijo de Pedrito... uno de esos chavales con pinta de haber ido mucho más al gimnasio que al colegio y con modales de matón de bar, el cual me empujó para terminar de sacarme del club mientras me gritaba que no le faltara el respecto a su padre... manda cojones un tipo al que no le he visto la cara en los 18 años que llevo de socio del Ciudad Alta me viene a sacar a empujones de mi club... lo que me quedaba por ver en una mañana de locos. Mientras "el portero" me ponía en la calle su padre cerraba la "charla" gritando por encima de su hombro una frase digna del personaje y que define su altura tanto moral como humana. Va y me dice que yo apoyo a la canaria (cosa de la que ahora me entero.... je,je,je,je) porque en su día me pagaron un pasaje para ir al Parlamento de Canarias a presenciar la aprobación de la Ley Canaria de Protección de la Paloma Mensajera. Esta historia del pasaje la he contado mil veces, pero es tan buen y pringa tanto a Pedrito que no me resisto a contarla una vez más. Un día me suena el teléfono y era Pedro Toledo, yo por aquella época ya le daba muchísima caña tanto a él como a su fiel Pedrito, por lo que la llamada me dejó a cuadros. Toledo, con la naturalidad que le caracteriza, me soltó sin anestesia que la Federación me iba a invitar a la sesión plenaria donde se aprobaría la "ley canaria de la colombofilia"... yo no me lo podía creer y eso que aún no había escuchado lo mejor. A continuación Toledo me suelta que esta decisión la había hablado previamente con Pedrito y que este le había dicho que no me invitara porque yo era un hijo de puta (así con todas las letras), pero Toledo me dijo que de todas formas me iba a invitar, porque quería que me sumara a su grupo, que acercáramos posturas y que así aflojara mi presión sobre ellos dejando de criticarlos desde mi blog... como pueden ver la táctica de Toledo era la misma que la de Pedrito, pero con más sutileza... aunque visto como está la cosa a día de hoy parece que no le funcionó demasiado bien... je,je,je,je. En cualquier caso es de locos que un tipo como el tal Pedrito se atreva a hablar de pasajes pagados por la Federación... cuando yo vi con mis propios ojos como Toledo le decía una tarde a Pedrito en las oficinas del Ciudad Alta... "Vámonos al Derby de Galicia"... y Pedrito respondía "No puedo, estoy jodido de perras", a lo que Toledo le contestó con total naturalidad: "Tranquilo, que tus gastos y los de tu mujer los pagamos con la cuenta de la Federación Canaria de Colombofilia"... y asunto arreglado. Ese es Pedrito, el que me quiere ahora echar en cara que me hayan invitado a representar al colectivo colombófilo en el Parlamento de Canarias... vete por ahí chaval.

Para acabar sólo añadir que junto a los anteriormente citados se encontraba José Mario Díaz Méndez, uno de lo más cercanos colaboradores de Pedrito y con el que he tenido más de una agarrada dialéctica (él fue quien firmó el ya famoso burofax que el club me remitió en su anterior intento de echarme de Ciudad Alta), pero en este caso he de decir que fue de los pocos que guardó las formas y la corrección en todo momento, intentando suavizar la situación y dirigiéndose a mi con total naturalidad y sin ningún tipo de amenaza... Se agradece un poco de civilización entre tanto "fundamentalismo".

No hay comentarios: