------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

miércoles, 3 de octubre de 2018

Una historia increíble... pero por lo malo

Yo en estos días ando de mudanza... porque gracias al destino he conseguido un palomar mucho más cerca a mi casa. Estaba yo tan ilusionado con mi nueva "casita de palomas" que no me importaba el tener que estar a dos fuegos atendiendo los dos palomares... a los del nuevo y a los del viejo que aún no tenían hueco en el nuevo emplazamiento (distan casi cuarenta Kms. entre sí). Iba yo de sueño en sueño pensando si mis pichones se adaptarían al nuevo palomar, a pesar de ya haber volado en el viejo, si la nueva ubicación sería buena o mala, si el palomar de reproductores debía mirar al sur o al este... cuando hoy me despertaron por la vida de la "hostia en la boca". Cuando llego al que ahora es el "palomar viejo", que se encuentra ubicado en una finca propiedad de la Comunidad de Madrid, el vigilante de la misma me indicó que tenía orden de la nueva empresa explotadora del recinto de no dejarme entrar. A nosotros nos habían indicado hará un mes que no querían que siguiéramos porque en palabras textuales "no entramos en sus planes de negocio" pero que podríamos salir poco a poco, según encontráramos otro acomodo, y que mientras nos indicarían una cuota que pagar como alquiler de las instalaciones. Todo dentro de lo que cabe muy normal y civilizado, pero la sorpresa llegó hoy cuando sin más miramientos ni explicaciones nos impiden acceder a los palomares, por lo que las palomas hoy no han comido, ni retirar nuestros enseres personales que no son pocos pues estoy allí desde hace casi cinco años. El propio vigilante viendo la locura que nos estaban haciendo decidió llamar directamente a la directora del la empresa que gestiona la finca y la respuesta de la señora fue de traca... no se puso al teléfono conmigo y sólo aceptó hablarle al guarda... dijo que ni para poner agua y comida podíamos acceder y que además le iba a colgar porque ella no atiende a nadie fuera de su horario de trabajo... manda huevos.

Ahora toca lanzarnos a la guerra de los abogados y los despachos... pero este vicio lo llevo muy dentro y no me voy a rendir sin dar guerra, se los aseguro... je,je,je,je,jee

No hay comentarios: