------- PICHONES EN VENTA ---------

------- PICHONES EN VENTA ---------
Pulsa en la imagen para ver las parejas disponibles

miércoles, 23 de agosto de 2017

Ni que fuera de Escaleritas

Antes que nada, para los lectores que no sean de Gran Canaria, comentarles que Escaleritas es el barrio donde crecí y donde se encontraba ubicado mi primer club colombófilo, en Las Palmas de Gran Canaria. Una vez hecha esta "aclaración" vayamos al tema que me lleva a escribir este comentario.

Hace unas semanas "charlábamos" en el Foro de Márquez sobre cuáles y cómo deben ser la normas que rijan un club colombófilo. Al poco el debate derivó hacia si el funcionamiento de un club debía ser o no "democrático". Un primer forista, defendiendo la "gestión democrática" comentaba esto:

Es verdad que la democracia no parece justa, ya que todos los votos valen lo mismo, y por norma hay más ignorantes que gente culta y con conocimientos, pero es la única forma de solucionar las reglas entre todos.

La otra formula, es la dictadura, que uno decida y los demás obedezcan sin más.

Las reglas "oficiales" en algún momento se discutirían y aprobarían por mayoría, en asambleas y votaciones democráticas.

La democracia, se trata de convencer a los demás, de alguna razón, dialogando, no hay otra.

Yo, que menos dentro de la cesta ya me he metido en todo lo que uno se puede meter en colombofilia, le indicaba justamente lo contrario, basándome en mi experiencia personal:

Te cuento mi experiencia. He volado en dos clubes supuestamente "democráticos" y en ambos vi cosas que pondrían los pelos de punta a cualquiera, por su arbitrariedad y por su injusticia manifiesta. Años después, junto con un grupo de amigos, decidimos montar un club "no democrático"... es decir, un club privado, con unas normas fijadas por los denominados "socios fundadores" y quien quería volar en nuestra "casa" (como socio invitado) debía ajustarse a esas normas o irse a volar a donde más le interesara... y todos tan amigos. Pues no veas... esos han sido los mejores años de colombofilia que he tenido en Canarias... normas claras y concisas, sin riesgos de que cuatro "locos" se agruparan para echarlas abajo o para poner de presidente a algún hombre de paja que se dejara manejar "por los de siempre". Los inicios fueron duros ya que a duras penas llegábamos a los diez socios, pero hoy ya pasamos de los veinte.

Sinceramente, creo que esta es la solución perfecta para perpetuar un estilo de colombofilia "limpio", sin politiqueos, asambleas manipuladas o mayorías que votan contra sus propios intereses. Te soy plenamente sincero, jamás echamos de menos en este club a esa "supuesta democracia asamblearia" del resto de clubes de nuestra Isla.

Hasta aquí todo normal... un foro de debate y dos personas debatiendo correctamente, pero he aquí que un tercer participante intervino en la conversación. Este tercer compañero en liza es un veterano socio portugués, el cual acumula muchos años de experiencia en nuestra afición. Esta fue su aportación (traducida con toda mi buena fe y poco saber desde su idioma natal):

A mí tampoco me gusta la "democracia colombófila" ...

Al punto de que ya me alejé hace tiempo de las Asambleas. Era doloroso observar tanta manipulación y ver a una mayoría votar contra sí mismos simplemente, por ejemplo, por recibir un pichón de regalo, etc ... Es el típico "mercadeo de influencias".

La mayoría vota y luego al poco ya están criticando las mismas reglas que antes votaron favorablemente, quejándose de los precios, de la adulteración de resultados, de que siempre haya un grupo de elegidos que saben antes que nadie si una suelta se pospone o acorta... o que estas decisiones se tomen porque algún directivo no tiene las palomas en su mejor condición para competir ese fin de semana... las cosas típicas que siempre suceden cuando existe un "cacique" entre corderos...

Para mí aún peor era el tema de los premios. Casi todos votaban favorablemente un plan de viaje que hacía subir los precios de las palomas sabiendo que serían siempre los mismos los que iban a ganar. Hay cosas que nunca entenderé ...

Creo que debido a estas guerras internas se ha causado mucho más mal a la colombofilia que lo ha podido causar externamente la crisis económica.

Lo peor es que con la argumentación de que se siguió un "sistema democrático" se esconde toda esta práctica antidemocrática y nos quedamos con un enemigo sin cara e imbatible, sin culpa de nada, pues se está haciendo lo que se ha "votado democráticamente"... tanto como eso...


Jooer cuando lo leí no me lo podía creer... ¿pero es que este hombre se ha criado en mi barrio?. Lo que relata en su comentario es punto por punto lo que sufríamos en nuestro club, sin poner ni quitar ni una coma. No pude por menos que esbozar una sonrisa al recordar como los "señoritos" de mi club, los amigos del "cacique", sabían varios días antes que nadie que las sueltas estaban suspendidas y el resto, ingenuos de nosotros, seguíamos preparando nuestras palomas hasta el último segundo... o peor aún cuando ellos mismos decidían que se cambiaba el punto de suelta y en lugar de ir para La Palma esa semana soltaríamos, por ejemplo, desde Arrecife... y no se lo comunicaban a los socios hasta el mismo día del enceste. Me pongo malo cuando me acuerdo de todas estas golfadas. Está claro que la naturaleza de ser colombófilos y latinos, además de que en ambos casos hablamos de entornos colombófilos altamente competitivos, hace que aun estando distantes más de 1.500 Kms. hayamos llegado a un mismo patrón de organización colombófila.

Leyendo y recordando cosas como estas me reitero en lo que siempre digo... lo mejor de todo este mundillo de la colombofilia son las palomas, el resto huele a podrido mires donde mires... ya sean en Escaleritas o ya sea en Portugal.

No hay comentarios: