sábado, 10 de octubre de 2015

Contabilidad

La contabilidad es un mal necesario en todas las empresas. Suele resultar pesada tanto de llevar como de leer, pero a veces es interesante echarle un vistazo porque puede guardar "perlas" como estas que aparecen en la contabilidad de nuestra "querida" RFCE...


  • Recuerdan el famoso viaje del presidente "Ga Vito", con ese apellido no sé si será pariente de otro famoso "Vito" como era Don Vito Corleone... je,je,je,je,je, a Gran Canaria para "meter fuego" contra nuestra federación regional incitando a reventar el proceso electoral y llamando a la revuelta contra el orden establecido legalmente en nuestra región, llegando incluso a facilitar a los interesados un modelo de denuncia contra nuestra Federación, pues esa "salida de tono", según la contabilidad de la Nacional, supuso a las arcas de la entidad cerca de 800 euros que le pagamos entre todos los españoles, porque no olvidemos que la RFCE no sólo vive de las cuotas de sus asociados, sino también de las subvenciones que recibe del dinero de todos los contribuyentes. Aquí les dejo la reseña contable:

  • Gastos de presidencia. A parte del citado viaje "toca cojones", poca actividad más se le conoce a nuestro presidente, pero aun así la partida relacionada con los gastos de desplazamiento del citado cargo supera los 5.000 euros al año (420 euros mes), a los que hay que sumar 420 más relativos a desplazamientos de vicepresidente. Jooer, casi nada con el presidente viajero. Así lo muestra la RFCE en su contabilidad:

  • Pleitos y demás mandangas judiciales. Esta es una de las partidas que más llama la atención pues se sitúa entre las primeras en cuanto a importe dentro de la contabilidad de la RFCE. Más de 9.000 en 2014, último ejercicio contable cerrado.

  • Órganos de gobierno. Otro punto que llama mucho la atención por su elevado coste... sobre todo si lo ponemos en relación con su productividad o con lo que aportan los mismos a la colombofilia española. Más de 11.000 euros al año para los gastos de estos señores...

  • Publicidad. Este apartado, que debería ser la base de una federación como la nuestra, que es pequeña tirando a insignificante... y con una media de edad que asusta, también llama la atención por su importe, pero no por lo alto sino por lo bajo, tanto es así que en 2014 fue de cero euros... nada de nada... manda hue... Otro que se pasa su programa electoral por el arco del triunfo.

  • Resultado mercantil. Este lo he dejado para el final porque es una de mis debilidades. Me chirría muchísimo que una Federación se meta en un negocio privado como puede ser la venta de productos "medicinales" para palomas, relojes comprobadores o chips... y no sólo me resulta extraño esto sino que para rizar aun más el rizo en muchos casos lo hace como distribuidor "exclusivo".. un concepto que por toda la UE anda en extinción por la limitación que supone al libre comercio y por ende por el perjuicio que genera al consumidor, al disponer el vendedor de una posición de monopolio que le permite "chulear" al cliente todo lo que quiera y más. Vayamos a las cifras. Se declara como coste de las citadas compras de productos destinados a ser comercializados por la RFCE, es decir, lo que le cobran los fabricantes a la Nacional por dichos relojes, chips, etc. un total de 94.441 euros
Una vez que sabemos el coste lo siguiente es saber si todo lo que se compra se vende, es decir, si ha quedado material comprado por la RFCE en sus almacenes. Eso lo tenemos en la cuenta de Variación de existencias, que arroja un saldo de 3.548,09 euros. Eso es lo que no se ha vendido, por tanto, la venta ha tenido un coste de 90.893,43 euros. Ahora vamos a ver lo que se ingresó por esas ventas y así sabremos si este negocio de "complementos y potingues" es rentable o no para la RFCE. Esto pone la contabilidad al respecto:


Se ingresan por estas ventas 96.743,82 euros, lo que genera un beneficio por este concepto de 5.850,39 euros. No está nada mal para una entidad supuestamente sin ánimo de lucro, el "levantarse" cerca de 6.000 euros a costa de sus asociados, pero mejor estaría que dichos productos se vendieran directamente al coste, si la idea de la RFCE es potenciar esta afición entre los no practicantes y ayudar a seguir practicándola a los ya afiliados. Recuerdo también que el actual presidente llegó a su puesto con un programa electoral donde se planteaba la creación de una central de compras para facilitar a todos los colombófilos españoles el acceso a productos vinculados con la colombofilia a precios interesantes e inferiores a los que el mercado fijaría para un pequeño comprador. Otra promesa que terminó en la papelera. 

De momento, dejo de destripar la contabilidad de la RFCE, para no suturarlos con tanto número, pero no me negarán que hay algunas cosas en estos documentos que dan ganas de quitarse de todo esto y dedicarse a criar jilgueros. 

Para los muy viciosos, este es el enlace a la web de la RFCE de donde he tomado toda la información que se comenta en este post.... Contabilidad.