miércoles, 7 de enero de 2015

Lo que nos cuesta

Hace unos días me he pasado a recoger mis "licencias madrileñas" y en base a lo que he pagado por ellas he hecho la siguiente comparativa (importes de 2014, aunque creo que siguen constantes para 2015):
  • Licencia Regional Madrid: Cuota = 9,15 euros+ Seguro = 0,85 euros. Total: 10 euros.
  • Licencia Regional Canarias (en Gran Canaria): Cuota Insular = 24 euros + Seguro =1,75 euros + Cuota Regional = 7 euros. Total: 32,75 euros.
  • Licencia Nacional Madrid: Cuota = 23,94 euros + Seguro = 0,75 euros + RC = 0,75 euros. Total: 25,40 euros.
  • Licencia Nacional Canarias: No dispongo de datos, ya que no saco licencia nacional en Canarias, pero creo recordar que los importes eran algo mayores que los que se pagan en Madrid por el mismo concepto.
A primera vista llama la atención la gran diferencia que existe entre lo que cobra la regional de Madrid a sus afiliados y lo que nos cobran a los grancanarios en concepto de licencia regional. Sólo nuestra cuota "grancanaria", que representa la mayor parte de lo que pagamos en concepto de licencia en mi Isla, es más de dos veces lo que pagan en total lo madrileños, siendo muy similar en ambos casos el nivel de servicios ofrecido por las dos instituciones, es decir, bajo tirando a muy bajo. Como ya he comentado otras veces en este mismo blog, resulta sangrante el que se nos cobre una cuota de 24 euros en concepto de "cuota insular" cuando dicho importe se emplea exclusivamente para costear los gastos estructurales (costes fijos) de la Federación Insular, es decir, con ese dinero pagamos simplemente la existencia de dicha institución, aun cuando la misma no aportara servicio alguno a nuestra colombofilia. Con esto quiero decir que si mañana se prescindiera de las federaciones insulares nada cambiaría en nuestro deporte, salvo que tendríamos 24 euros más en el bolsillo. Todo esto se deriva de un modelo obsoleto en el que se instauraron federaciones insulares como meros objetos para ejercer poder... aun cuando las mismas carezcan de un objetivo claro a la hora de trabajar por la colombofilia. Monto una Insular, coloco a mis afines y así controlo más de cerca lo que pasa en cada Isla. Basta ver lo que pasa actualmente tanto en Gran Canaria como en Tenerife, cada una apuntada en un bando diferente, pero con los mismos "andares", para entender a qué me refiero. Para los no familiarizados con las formas de proceder en Canarias, la citada cuota insular, que en Gran Canaria son 24 euros pero en otras islas es bastante más, no costea ninguna actividad colombófila "real"... pues los vuelos se pagan a "pico", por aquellos colombófilos que decidan participar en los mismos, y las entregas de trofeos son actos totalmente devaluados, cuando tenemos la suerte de que se lleven a cabo. El dinero del colombófilo, por tanto, se va en alquileres, folios, teléfonos, gestión contable, agua, luz, etc. También lo he comentado ya con anterioridad aquí mismo... ¿Por qué no nos salimos del guión y prescindimos de las Federaciones Insulares?. Los datos están ahí y son claros y rotundos. Ninguna de las dos Federaciones Insulares "grandes" en Canarias ha sido capaz de dar soluciones a nuestros problemas, más bien al contrario. Han sido, por diferentes motivos, las causantes de muchos de los males que nos afectan actualmente en las Islas. En unos casos por ser ellas mismas quiénes los han generado y en otros por no haber movido un dedo para acabar con ellos. Además, conviene tener en cuenta que las federaciones insulares no son órganos que deban existir de forma obligatoria (por Ley), por lo que su "derribo" no supondría ningún problema de legalidad. En Canarias no todas las islas tienen Federación Insular y en Baleares, por citar otro ejemplo, ninguna isla tiene Federación Insular. El modelo a seguir sería el que ya se practica en otros muchos deportes... una agrupación de clubes que controla y organiza toda la competición, conviviendo con unas federaciones que se guardan un papel meramente "institucional". Esto es así en deportes como, por ejemplo, el fútbol (con la LPF) o el baloncesto (con la ACB) y dentro de la colombofilia es el sistema imperante en toda Europa. Te quitas con ello de un plumazo todos los intereses bastardos que rodean a las federaciones y te garantizas que los nuevos organizadores de los concursos se partirán la cara por su éxito, porque se juegan su dinero, su tiempo y su prestigio... no como ahora, que se tira con pólvora ajena y así nos va. También tendríamos la ventaja de que al ser un ente privado su funcionamiento se regiría por su propia normativa interna y no estaría sujeto a los "pasteleos" que tenemos que sufir ahora al estar las federaciones bajo el paraguas de la "normativa deportiva" con "pseudo-elecciones", asambleas devirtuadas, presidentes mesiánicos, mayorías de voto que no representan a mayorías reales, votaciones por estamentos, "trapicheo" de votos, etc.

Otra cosa que me llama la atención es el tema de los seguros deportivos... en Madrid tengo que pagarlo por duplicado, para la regional y para la Nacional. En Canarias, la verdad es que no sé cómo está funcionando el tema, pero al menos la Canaria nos lo cobra. No sé si también lo hace la Nacional. No parece normal el que nos cobren dos veces por asegurar el mismo riesgo y creo recordar que ya se ha recurrido a los tribunales en anteriores ocasiones para denunciar estas prácticas... aunque ahora no recuerdo quién era el denunciante y quién el denunciado... pero seguro qué la Federación Canaria sí que lo recuerda.... je,je,je,je,je. En cualquier caso, es llamativo cómo varía el importe de dicha cuota. La que pago sólo a la Regional de Canarias es casi lo mismo que la suma de lo que pago por separado a la Regional de Madrid y a la Nacional. Otra vez más da la sensación de que hay dinero que se mueve sin justificación del bolsillo del colombófilo al bosillo de las Federaciones... y eso no me gusta nada, aunque sólo sean unos céntimos... son míos y yo quiero decidir en qué me los gasto.