lunes, 28 de abril de 2014

Lo han vuelto a hacer...

Ayer se llevó a cabo la primera suelta insular de altamar en Gran Canaria. Probablemente, el altamar más duro que hemos tenido en los últimos ocho años (desde 2006, que es cuando comenzamos la "era moderna" de los altamares en Gran Canaria). Junto a la palomas del citado altamar, pero siendo soltadas en un bando separado, iban las palomas de la final de fondo altamar del Derby Parra Negra, que tampoco pudieron escapar de la extrema dureza de la suelta... recibiendo hasta el momento sólo seis palomas de las 33 envíadas. Mi enhorabuena para todos los propietarios de estas heroínas, pero especialmente para los amigos Thomas y Thierry Sibille, que una vez más "rompen la pana" y cuelan una palomita entre las pocas que han logrado regresar de esta dura prueba. En el pedigree de esta "fiera" se encuentra otra paloma que ya hizo historia anteriormente en Parra Negra... por ser la paloma que fue recuperada en Namibia, tras ser soltada en la final que Parra Negra hizo desde Casablanca (Marruecos) años atrás. Su procedencia en ambos casos es casi al 100% Jos Jossen. A tener en cuenta que es un pichón nacido a finales de julio (unos nueve meses de edad).