miércoles, 18 de diciembre de 2013

No hay más ciego...

Dice el refranero que no hay más ciego que el que no quiere ver y, por si lo dudan, miren lo que publica hoy la Federación Insular de Colombofilia de Tenerife en su web... FIT. Dicho escrito se basa a su vez en este otro publicado, "casualmente" el mismo día, por la RFCE: CSD. Ambas federaciones andan que no paran en su intento de obstaculizar la suelta de las palomas de los clubes y colombófilos canarios sin licencia nacional desde las costas de Marruecos y, para ello, no han dudado, una vez más, en usar como arma arrojadiza a los "ingenuos" funcionarios del Consejo Superior de Deportes que siguen demostrando que son capaces de firmar incluso que ellos fueron los que mataron al pobre Manolete. En esta ocasión, además, es que se lo han currado poquísimo a la hora de rebuscar argumentos legales contra los colombófilos canarios que planean soltar desde Marruecos sin tener licencia nacional. El CSD en su respuesta a la RFCE "tira" del RD 2075/1982, que pueden leer integramente en este enlace: RD2075, el cual no tiene nada que ver con todo lo que nos ocupa, por mucho que lo hayan cogido por los pelos para la ocasión. Basta leer lo que pone en su artículo primero para darse cuenta que esto no va con nosotros. Dicho artículo dice así...

"Las confrontaciones deportivas que se realicen fuera del territorio nacional, en las que participen la Selección Nacional Española de una determinada modalidad deportiva o equipos de Clubs españoles y que tengan carácter de campeonatos mundiales, intercontinentales, europeos o encuentros bilaterales, se someterán al régimen de autorizaciones que se regula en el artículo segundo."

Estas cuatro líneas, realmente, son de una contundencia y claridad tremendas y yo diría aun más, creo que propician justamente lo contrario de lo que buscaban tanto la FIT como la RFCE, pues de forma meridiana se restringen las autorizaciones del CSD a "Las confrontaciones deportivas que se realicen fuera del territorio nacional... y que tengan carácter de campeonatos mundiales, intercontinentales, europeos o encuentros bilaterales". Con esto, además, dejan bien claro que ellos sí que saben lo que es un evento internacional y no como otros, por ejemplo la FIT, que se atreve a publicar en su web cosas como esta:

"Cuando las palomas se dirigen a Marruecos es un evento internacional, dado que Marruecos no pertenece a España, independientemente para que tipo de concurso cuente una u otra suelta."

Vamos a ver, ya lo he comentado anteriormente, pero parece que algunos necesitan un repaso....

Si los belgas de la región de Charleroi, por decir algo, se van a soltar a Bourges, bonito pueblo de Francia, eso, en Bélgica, en Gran Canaria y en todos lados... menos en Tenerife.... je,je,je,je,je... es una suelta regional de Charleroi, pero para nada es un internacional. Si junto con los de Charleroi fueran los de Lieja, estaríamos ante un interprovincial "Charleroi-Lieja". De forma análoga, cuando todos los belgas sueltan juntos de Bourges nos encontramos ante el Nacional de Bourges, mundialmente famoso por ser la primera suelta del año en Bélgica, pero nunca será un internacional, porque, como bien dice el decreto... aquí no hay confrontaciones "...que tengan carácter de campeonatos mundiales, intercontinentales, europeos o encuentros bilaterales, ...", son meras confrontaciones de carácter regional o nacional. Tendríamos eventos internacionales cuando sueltan varios países desde un mismo punto de suelta, como el Barcelona Internacional.

Tampoco tiene desperdicio este otro párrafo del mismo RD:

"El régimen de autorización de confrontaciones deportivas internacionales, que hayan de celebrarse dentro del territorio nacional, quedará sujeta a las mismas exigencias antes indicadas para la participación de confrontaciones fuera del territorio español, a cuyo efecto se cumplimentarán los mismos modelos anexos a que se refiere el artículo tercero.".

Es decir, que una vez más el texto legal vuelve a dejar claro que es la naturaleza de los contendientes y no el lugar de celebración lo que determinará que el  evento se considere o no una confrontación internacional, ya que contemplan la posibilidad de que un evento sea internacional, aun cuando se celebre en territorio español.