martes, 3 de diciembre de 2013

Más datos

Les contaba ayer que me había surgido un "colaborador espontáneo" que se estaba dedicando a vender "nuestras" palomas... je,je,je,je,je... pues ya tengo algunos datos más al respecto. En unas pocas horas ha sido muy sencillo averiguar cómo se llama, dónde vive, en qué club compite e, incluso, tengo copia de los pedigrees que prepara para las palomas que vende, donde figuran mis reproductores como padres de las mismas. Todo, realmente, escandaloso... pero dejen que les cuente algo más. Una vez que me dieron toda esta información, resulta que sí que conozco a este elemento. Es que incluso lo he tenido de visita en mi palomar de Madrid y me pasó con él una cosa que, en su momento, me llamó mucho la atención y ahora, puesto en situación, ya me cuadra mucho más. Este "colaborador" vino a casa a comprar algunas palomas hace unas semanas. Le mostré lo que estaba en venta y me señaló varias como las que más le gustaban. Tras charlar un poco, fui a darle las que me había indicado como sus preferidas, para que las pusiera en su cesta, pero me dijo que no se llevaba esas, si no que se iba a llevar otras diferentes.... porque las que él entendía como buenas tenían anilla canaria y "eso luego se revende mal, pero con anilla belga es fácil quitártelas de encima"... je,je,je,je... se ve que el colega ya apuntaba maneras. Por lo menos, en este caso, pagó religiosamente :)