domingo, 7 de julio de 2013

Esquiadores y escaladores

Aunque las dos palabras se parecen y aunque, en ambos casos, sus practicantes pasan su tiempo libre disfrutando de la montaña, está claro que nada tienen que ver estos dos deportes entre sí... ni tampoco las personas que los practican. El esquí es un deporte elegante y fino... de suaves movimientos, ideal para infantitas y duques "em-Palma-dos", mientras que la escalada es un deporte de sufridores, de tíos con coj... donde el cerebro continuamente tiene que estar diciéndole al cuerpo que se olvide de los dolores que lo atormentan y siga "pa' lante". Toda esta historia de esquiadores y escaladores la podemos ver también reflejada dentro de nuestra afición. Por ejemplo, hace unas semanas estuve de visita en Bélgica para ver la llegada de las palomas del Nacional de Montelimar. Como media, unos setecientos kilómetros de vuelo. Las primeras estaban de vuelta en sus palomares en torno a la 15:00...  para mi eso es esquiar. Palomas que llegaron a casa casi sin despeinarse y con unos porcentajes de recepción muy elevados. Ese día nuestras palomas canarias... sí, sí, esas que vuelan sin mayores problemas nacionales e internacionales en Bélgica con su anilla canaria, pero no pueden competir en vuelos nacionales en España... no tuvieron nada que hacer... porque son escaladoras. Apareció una a las 19:00... que, para colmo, se permitió el lujo de dar tres o cuatro vueltitas antes de posarse en el palomar. La segunda a las 21:00, aproximadamente, y la tercera a las 07:20 de día siguiente. El comentario por allí era generalizado... las palomas canarias son buenas, pero aun les falta "algo" para poder competir en Bélgica. Luego llegó el Barcelona Internacional, que se ha volado este mismo fin de semana, y las tornas cambiaron. La suelta fue de una dureza considerable... para lo que suelen ser las cosas por esas tierras, y en la tarde de segundo día de competición, en toda Bélgica, no se llegaba siquiera al 10% de palomas comprobadas... eso ya empezaba a parecerse más a una escalada... je,je,je,je... y ahí es donde nuestras canarias por el mundo, que son escaladores de las buenas, mostraron sus dientes, obteniendo el primer premio social desde Barcelona y colándose entre los primeros puestos zonales a nivel nacional. Habrá que estar atentos a las publicaciones de resultados de los próximos días, para concretar la magnitud de la gesta realizada por estos pequeños emigrantes.
Desde aquí mi más sincera enhorabuena al propietario de esas campeonas y al amigo que con mano maestra las ha sabido preparar.