martes, 16 de octubre de 2012

La tercera vía...

Como seguro que ya sabrán los que llevan algunos años en este deporte, en colombofilia hay tres formas de hacer las cosas... por lo civil, por lo criminal... y por cojo... Esta última es una vía a la que se recurre cada vez con más frecuencia y muy especialmente cuando algún ente federativo anda de por medio.

La "batallita" que toca hoy, aunque les cueste creerlo... después de leer la introducción, no va de Don Hurtadone ni de  ninguno de sus palafreneros, pero sí que implica a una Federación Nacional, en este caso la de Bélgica. Los pongo en antecedentes... Hace unos días se publicaba el programa de vuelos nacionales belgas para el 2013. Lo pueden ver, por ejemplo, en PIPA: Nacionales2013. Como ya les he comentado en anteriores ocasiones, la forma de proceder en Bélgica, a la hora de establecer los diferentes concursos nacionales, parte siempre de una organización privada, que oferta la realización de una serie de pruebas en función de sus preferencias y afinidades. Posteriormente, la Asamblea General de la Federación Nacional se encarga de visar  y coordinar los planes de vuelo ofertados, para que estos puedan llevarse a cabo y encajen con cierta armonía. Habitualmente, esto no es más que un mero trámite burocrático, que suele estar atado y bien atado desde mucho antes de que se celebre la citada Asamblea, pero este año el recién elegido presidente de la Federación Nacional Belga ha decidido entrar en el "Salón de la Fama" de la colombofilia belga dando un golpe político "sobre" el calendario y poniendo en funcionamiento la tercera vía... la de por cojo....  De forma sorpresiva y apoyado en el control que ejerce sobre la Asamblea General ha sacado adelante un plan de vuelos que elimina dos de las mayores clásicas de los últimos años en Bélgica, concretamente el Internacional de Marsella y el Nacional de Orange. "Casualmente"... dicho de forma irónica, por supuesto, estas eran dos de las pruebas incluidas habitualmente dentro de la Ruta del Ródano, el campeonato por excelencia de la parte valona del país. Esto supone, poniendo un ejemplo ciclístico, como si al Tour de Francia le quitaran las etapas de los Alpes. Siguiendo con las "novedades", aparecen en el calendario seis nuevas sueltas de medio fondo... "casualmente", una vez más, se duplican varias de las sueltas donde la parte valona del país, por su situación geográfica, nunca es capaz de colar palomas en los primeros puestos de las clasificaciones... Gueret, La Souterraine, Chateauroux, etc. Llama muchísimo la atención la forma en la que se ha orquestado este "florecimiento" de nuevas pruebas dentro del calendario. En lugar de tirar de iniciativa privada, como suele pasar en la gran mayoría de las pruebas belgas, dos de ellas serán asumidas directamente por la Federación Nacional, mientras que las cuatro restantes se presentan en el plan inicial seguidas de unos interrogantes (?????????), ya que aun no han conseguido a nadie que las quiera organizar. La verdad que suena totalmente a coña marinera el que se apruebe un plan de vuelo sin saber aun quién organizará cuatro de las pruebas incluidas en el mismo. Como consecuencia de añadir seis nuevas pruebas nacionales, se copan casi todos los fines de semana de la temporada de concursos con este tipo de vuelos... lo que tampoco es tan importante para los belgas, pues allí la competición local e inteprovincial es muy fuerte... por lo que puedes vivir sin ir a los nacionales, si estos no te resultan interesantes, pero para todo hay remedio... je,je,je,je... La Asamblea, de paso, también ha aprobado que no se puedan organizar vuelos interprovinciales o provinciales en los fines de semana donde hayan pruebas nacionales. De esta forma, los aficionados tendrán que volar las sueltas nacionales... una vez más... por cojo... Que familiar me resulta todo esto!!!!!... je,je,je,je.

Los motivos que justifican todas estas nuevas "ideas geniales", que "casualmente" perjudican siempre al mismo grupo de colombófilos, los de la región sur y este del país, con igualmente geniales. Se argumenta, por ejemplo,  para eliminar las sueltas de Marsella y Orange que, actualmente, están siendo demasiado duras y que, por ello, la participación cada año es más baja, por lo cual se considera que no deben seguir en el calendario nacional. Con lo fácil que es verificar esto con números en la mano... basta sumar las palomas que se mandan a otras sueltas como Pau, Gueret, La Souterraine, San Vicente... y se puede comprobar que nos distan para nada de las que van a las dos sueltas eliminadas. Lo que sí es muy diferente es la situación de los palomares que obtienen las primeras posiciones en las pruebas que se mantienen y en las que se eliminan... me temo que ahí es donde está la explicación de todo este "misterio".

Rematan la jugada con la no menos feliz idea de establecer que todas las sueltas internacionales se deberán llevar a cabo en viernes.... Joooerrr, se me acaban los paraísos... estos también se apuntan a las sueltas entre semana... manda hue... :(

La semana que viene, en vista del revuelo que se ha montado, parece que habrá una Asamblea Extraordinaria de la Federación Belga para intentar "arreglar" un poco el despropósito que ha resultado ser el nuevo plan de vuelos para el 2013. Ya les contaré como queda la cosa...